Casa museo de Filatov

(fábrica del profesor Khovrenko)

Degustación de vinos en Samarkanda

 

Muchas naciones tenían ritos en los que se consumía el vino. En el zoroastrismo, que hace siglos era la religión predominante en Asia Central, el consumo ritual de vino, las propiedades curativas del cual en aquel entonces ya habían sido identificadas, era muy importante. El vino se consumía tanto en las celebraciones, como en ciertos rituales. La cultura greco-bactriana traída por Alejandro Magno, tampoco prohibía el consumo del vino, sino que estimulaba el desarrollo de vinicultura en la región, porque el vino jugaba un papel muy importante en la vida de los griegos. Ya en aquel entonces se notó que las variedades de uvas cultivadas en el territorio de la actual Samarkanda, tenían un sabor muy dulce. Esto tenía mucha importancia en la vinicultura.

Por desgracia, en los siglos VII-VIII los conquistadores árabes comenzaron a exterminar metódicamente las plantaciones de viña adecuada para la vinicultura y en vez de ellas plantaban otras variedades de vid.

La vinicultura de Uzbekistán volvió a nacer en 1868 gracias al empresario ruso D.M.Filatov. Él organizó la producción de vinos uzbekos que pronto se hicieron famosos en el mercado mundial del vino. Filatov no sólo producía vino, sino que también cultivaba las nuevas variedades de vid. Una de las variedades cultivadas por él, "Biishty", en 1883 recibió la medalla de oro en la Exposición Internacional de vinos y brandies en París.

En relación con la liquidación de empresas privadas por el poder soviético, Filatov tuvo que dejar su negocio. Durante su trabajo él logró obtener una colección excepcional de vinos. Como no quería traspasarla a las manos de los soviéticos, Filatov la escondió.

Posteriormente M.A. Khovrenko encabezó la fábrica de Filatov. Siendo muy dotado, Khovrenko pudo no sólo conservar, sino que también aumentar los logros de su predecesor. Durante su dirección se modernizó la fábrica, se cultivaron las nuevas variedades de vid, en la base de las que hoy en día se producen los vinos no sólo en Uzbekistán, sino también en todo el mundo. Las reservas de oro de vino de Filatov se descubrieron 50 años después.

En este momento, la mayoría de ellos forman parte de la exposición de la Casa Museo de Filatov, que funciona en la fábrica de vino que lleva el nombre del profesor Khovrenko. El museo y la fábrica funcionan hasta hoy día. En el territorio de la fábrica se encuentra la propia sala de degustación de vinos producidos aquí. Los vinos locales tienen el sabor y aroma áspero.

Fotos:

ver todas las fotos »»

© Este material pertenece a la compaňía «Central Asia Travel».
Pueden copiar y usar este material sólo con permiso del autor.

«« atrás arriba »»

Otras curiosidades de Samarkanda: En qué viaje se puede ver la Casa museo de Filatov:

SOLICITUD DEL VIAJE

×

Nombre del viaje *

Nombres y Apellidos *

Ciudadania

Teléfono

Skype  

E-Mail * 

Participantes: 

Alojamiento:



Medio de comunicación preferido:

Comentarios y preferencias para el viaje:



Enviar a un amigo

×




Buscar en el sitio

¿QUÉ HAY DE NUEVO?