Penjikent

 

Penjikent es la ciudad situada en la parte occidental de Tayikistán en la costa izquierda del río Zaravshan más al este de Samarcanda. La ciudad está a 900 metros sobre el nivel del mar. Penjikent es muy famoso en los círculos turísticos por sus curiosidades, monumentos de arquitectura y también por la excelente zona de descanso en la costa de Zaravshan. Penjikent recibió el estatus de la ciudad en 1953. En 2003 la población de la ciudad tenía 34 mil habitantes.

Un poco de historia.
Penjikent es una de las ciudades más antiguas de Asia Central, la edad respetada de la que es de 5500 años. El nombre de la ciudad se traduce como “Cinco poblados”. Es probable que precisamente a partir de cinco colonias que una vez se situaban en este territorio, en realidad haya comenzado la historia de esta ciudad asombrosa.

En los siglos 5-8 dC Penjikent representaba uno de los principales centros culturales y artesanales de la Sogdiana zoroastrista. La ciudad de aquel tiempo por ser tan asombrosa e insólita incluso se llamaba “Pompeya de Asia Central”. La antigua ciudad de Penjikent era una ciudad magníficamente fortificada, urbanizada, que tenía el palacio de gobernador, dos templos, mercados, viviendas ricas de los ciudadanos, decoradas con numerosas pinturas, escultura de madera y de barro de los antiguos dioses.

Penjikent era la última ciudad en la Gran Ruta de la seda, que llevaba de Samarcanda a las montañas de Kujistán. Y esto era muy ventajoso, porque nadie - ni una caravana, ni una persona, que bajaba de las montañas camino a Samarcanda y volvía atrás - podía desviarse de Penjikent.

En el siglo 8 la ciudad fue destruida por los árabes, que en el resultado de la batalla decisiva en la montaña Mug alcanzaron la victoria. De esta manera, gracias a la gran ayuda de los árabes que habían llegado del territorio del Irak moderno, esta asombrosa ciudad sogdiana para siempre se borró de la faz de la tierra.

Las ruinas de la antigua ciudad se descubrieron por casualidad sólo en el siglo pasado. Hoy, al llegar aquí, los turistas pueden ver las ruinas de casas habitables y locales, la ciudadela con el palacio, la casa de los artesanos, el templo de los pirólatras. Entre los hallazgos arqueológicos únicos de Penjikent hay monumentos de la edad de piedra (el siglo 16 adC): el porche de Aktanga de la época del bronce y la colonia de Sarazm. En el pequeño pueblo montañoso Mazori-Sharif, a 20 kilómetros de Penjikent se encuentra el maravilloso monumento de la arquitectura y la cultura del siglo 11 - el mausoleo de Muhammad Bashoro.

Los monumentos de la arquitectura, la pintura y la escultura de Sogd (los siglos 5 -7) que se han conservado en Penjikent son obras de arte que no tienen análogos en ninguna parte de Asia Central, entre los logros de la cultura general del Oriente estos monumentos son de mucha importancia. Aquí los arqueólogos encontraron la ciudadela medieval con el palacio, la necrópolis con los elementos magníficamente conservados de la pintura mural al temple, las construcciones públicas y habitables. Y los hallazgos, tales como numerosas esculturas finas del Oriente hechas de madera y de cerámica, las cosas de cristal y de metal, la colección de monedas de plata y de bronce, se entregaron al museo histórico-territorial de Rudaki. Además, para conservar los antiguos valores culturales de Penjikent se organizó el museo-vedado.

El océano de pintura sogdiana.
A menudo Penjikent se llama “el océano de pintura sogdiana”. Aquí los antiguos maestros decoraban con pintura diferentes construcciones: palacios, templos, casas de ciudadanos ricos.

La escena del dolor, que es una de las obras maestras no sólo de la pintura sogdiana, sino también de toda la pintura oriental de la Alta Edad Media, es de atención especial. Examinemos con más atención esta escena. Entonces, en el centro de la composición se encuentra un joven muerto, que está en una construcción fúnebre, posiblemente una tienda. Detrás del difunto están las lloronas que se golpean la cabeza; y abajo, a los pies de la construcción hay tres figuras vestidas de blanco. Dos de ellos tienen objetos con astil gordo (puede ser que sean antorchas) y un recipiente sin asas. Más abajo el pintor ha dispuesto a cuatro hombres y una mujer, delante hay dos figuras más. Al autor de la pintura ha conseguido interpretar perfectamente la pena de los presentes: aquí se ven las caras tristes, los ojos llenos de dolor, el pelo suelto, y muchos de los presentes tienen arañazos y cortaduras en el cuerpo. Dos hombres incluso están representados en el momento cuando se cortan con el cuchillo los lóbulos de las orejas, y otro en señal de la fidelidad al difunto se atraviesa la nariz. La gente llora y se tortura de tal manera que los torrentes de sangre corren a la tierra formando un río purpúreo.

A la izquierda de este fragmento se ha conservado la imagen de tres divinidades femeninas, y una de ellas es de muchos brazos. Ellas también lloran por el joven muerto: se han llevado las manos a la cabeza, como si repitieran los gestos de las lloronas.

Algunos investigadores creen que la gente en la ropa blanca son sigdianos, y en la ropa de color rojo y amarillo-marrón con las caras de pómulos salientes y los ojos achinados son los turcos. Y si es así, esto significa que en el cortejo fúnebre tomaban parte los indígenas de esta región, así como los forasteros que han asimilado las tradiciones y creencias locales.

Al examinar detalladamente el cuadro, se puede hacer una pregunta absolutamente natural: ¿por quién lloran todas estas personas - los sogdianos y turcos, y los dioses con muchos brazos? Los científicos no tienen opinión única acerca de esta pregunta. Unos piensan que en la presente escena se refleja la idea de los maniqueas sobre el mundo de ultratumba, otros ven analogías directas con la historia épica sobre la muerte de Siyavush - el personaje popular de la literatura de Asia Central; la historia se describe en “Shahname” y en las obras del historiador de Bujara del siglo 10 Narshaji. Las numerosas fuentes escritas de antigüedad cuentan que el culto de Siyavush en Sogdiana era muy fuerte. Pero no se puede asegurar que esta escena esté vinculada directamente con el tema de su muerte. Todavía no hay pruebas de esto.

Las curiosidades de Penjikent.
El suburbio de Penjikent es un trozo del pasado de esta ciudad, donde se puede encontrar la antigua ciudad con ciudadela medieval rodeada de edificios habitables y públicos, en algunos de los que se han conservado pinturas murales. Allí cerca hay una necrópolis. Las esculturas de barro y de madera encontradas durante las excavaciones arqueológicas están en el museo histórico-territorial de Rudaki. Aquí en el sitio donde trabajaban los arqueólogos se creó el museo-vedado. Cerca de Penjikent, en la montaña Mug, se encontró también el archivo de los documentos del gobernador de Penjikent, escritos en la lengua sogdiana. El desciframiento de estos documentos hoy nos permite tener la idea sobre la vida social, económica y política de la población de Asia Central en el siglo 8.

La ciudad anti En el suburbio de la ciudad moderna de Penjikent a la mirada del turista se le abre el verdadero cuadro del pasado: la ciudadela medieval rodeada de edificios habitables decorados con pinturas murales, no lejos del centro de la ciudad se encuentra la necrópolis.
Los habitantes locales llaman este lugar “Kaynar” por el nombre de la fuente situada al lado. En 1946 aquí comenzaron las excavaciones arqueológicas.
En el resultado de ellas se descubrieron la ciudadela, que está separadamente sobre la colina, con el palacio de Divashtich (el último gobernador de Penjikent), dos templos con patios extensos, calles, puestos, talleres, mercados, murallas, casas ricas de dos o incluso de tres pisos con muchas habitaciones, las más ricas de las que estaban decoradas con pinturas murales y escultura de madera.

Pero la antigua ciudad de Penjikent ha obtenido más fama por sus pintorescas pinturas murales de colores vivos, que se han conservado bastante bien a pesar de estar enterradas durante más de 1300 años bajo los montones. Los vestigios de la antigua ciudad de Penjikent es el monumento arqueológico de los siglos 5-7, que ocupa el territorio de 13,5 hectáreas. La ciudad consiste de 3 filas de fortificaciones, shajristan amurallado, haciendas suburbanas y necrópolis. Las paredes de muchas casas se han conservado hasta el primero piso. En total se excavaron 2 complejos palaciegos, 2 complejos de templo, 2 complejos de mercado, 8 calles, decenas de casas con muchas habitaciones que pertenecían a la nobleza y a los ciudadanos ordinarios, las murallas de la ciudad de los siglos 5-8.

El mausoleo Rudaki. El mausoleo del poeta Abu-Abdullo Rudaki, que vivía a finales del siglo 9 - principios del siglo 10 y se considera el fundador de la poesía clásica tayika, fue construido en 1958. Esta paradoja histórica ha pasado porque la biografía de este gran hombre no ha sido estudiada hasta el final y, por consiguiente, no se sabe el lugar de su enterramiento. Se sabe sólo que Rudaki pasó los últimos días de su vida en pobreza y murió en el año 941 en su pueblo natal Panjrud, no lejos de la ciudad de Penjikent. Hay datos que el poeta murió siendo ciego.

El trabajo minucioso del conocido escritor tayiko Sadriddin Ayni ha ayudado a aclarar muchas preguntas sobre la vida de Rudaki. Él estudió a fondo todos los posibles manuscritos históricos y pudo determinar el lugar del enterramiento del gran poeta, y el conocido escultor-antropólogo Mijaíl Gerasimov reconstruyó su aspecto físico a partir del cráneo.

En 1956, el año del aniversario de 1100 años de Rudaki se abrió su tumba en el pueblo Panjrud - se suponía que allí estaba enterrado el poeta. En la tumba se descubrió el esqueleto. El examen meticuloso de estos restos mortales ha mostrado que los huesos pertenecían al hombre que falleció cuando tenía aproximadamente 85-87 años. En la cripta se encontraban también los objetos que se referían al tiempo de la vida del poeta. Además de esto se descubrieron unas cosas más que han permitido a los científicos llegar a la conclusión que los restos encontrados de verdad pertenecían a Rudaki.

La colonia Sarazm. Esta colonia datada en el 4-2 milenio adC y situada cerca de Penjikent tenía templos de fuego, que se han conservado bien, edificios públicos y habitables, construcciones de culto y de palacio. Aquí encontraron muchas cosas de cobre, bronce, plomo, plata, oro, también el arma y las joyas que se refieren al 4-2 milenio adC. La colonia representa una elevación estirada del oeste al este en la costa izquierda del río Zaravshan. El territorio total de la colonia supera 100 hectáreas.

Sarazm era el antiguo centro de minería. Sus habitantes que en el valle de Zaravshan descubrieron el oro y la plata, los “exportaban” a los países del Oriente Medio y el Oriente Próximo y la India Occidental.
Además, Sarazm era uno de los más grandes centros de metalurgia en Asia Central. Aquí se descubrieron los fragmentos de los moldes de fundición, crisoles, las macizas machacas y martillos para desmenuzar minerales, también había productos de metal tales como hachas, puñales, cuchillos, picas, alfileres, anzuelos, joyas.
Durante las excavaciones en Sarazm se descubrió el complejo palaciego (su territorio era de más de 250 metros cuadrados.). El palacio incluía un pasillo grande, antecámara, dos-tres salas y algunas construcciones auxiliares. Todas las construcciones estaban vinculadas entre sí por medio de pasillos anchos. En una de las paredes del complejo hay ventanillas para la iluminación y la ventilación. Y la presencia de los altares redondos en el centro de dos salas hace pensar que era no sólo el palacio, sino también el lugar para realizar los ritos de culto.

El mausoleo de Muhammad Bashoro (ss. 11-14). En el lugar montañoso Mazori Sharif, entre boscajes pintorescos, se encuentra el mausoleo de Muhammad Bashoro - el conocedor de los jadices (las historias sobre los dichos y hechos del profeta Mahoma y sus compañeros de lucha). Originariamente, el edificio fue construido sin portal. Lo añadieron sólo en el siglo 14. Y se distinguía por su belleza especial: tenía proporciones finas y estaba decorado con terracota tallada de belleza y complejidad únicas. El portal combina dos colores - los dibujos rosados de terracota están encuadrados en el doble marco de ladrillos esmaltados de color turquesa - y tiene la fecha exacta que se ha conservado entre las inscripciones (el año 743 de hégira, lo que corresponde a 1342-1343). En el centro del edificio hay una sala espaciosa de cúpula, a la izquierda y a la derecha de ella están situados varios locales abovedados. La fachada principal del mausoleo está dirigida al riachuelo montañoso, de donde viene la única carretera. En el centro de la sala se eleva el mihrab de barro (el nicho en la pared de la mezquita, que indica la dirección hacia Kaaba - la principal sagrada del islam) con las finas inscripciones ornamentales y caligráficas. La presencia de mihrab indica que, probablemente, al principio el edificio no era el mausoleo sino la mezquita. Y no es la única adivinanza del mausoleo de Muhammad Bashoro. Todavía no se ha demostrado que los restos mortales de este hombre religioso realmente están enterrados aquí.

El complejo arquitectónico Hazrati-Bobo. El complejo arquitectónico Hazrati-Bobo está situado un poco lejos de Penjikent, pero dentro de los límites de la región de Sogd (el pueblo Chorku, Isfara). De aquí proviene el nombre del complejo - el “mausoleo Chorku”.
El complejo consiste de diferentes construcciones de culto distintos por el tiempo de su construcción, pero unidas por un rasgo: todas sus fachada se dirigen al norte. El mausoleo principal es el mausoleo de un santo, a quien la población local llama de manera diferente “Hast-i-Podshoh”, “Hast-i-Amir”, “Amir Hamza Sohibkiron” (“Sohibkiron” significa “el Señor de la combinación feliz de las estrellas”).
Conforme a la leyenda local, el mausoleo se construyó en una sola noche, y en él supuestamente está enterrado el santo Hazrati-Bobo, un héroe legendario, adalid y rey Amir Hamza Sohibkiron (Amir Hamza Hasti Podshoh). Todo el complejo representa el monumento único de la arquitectura medieval y consiste de dos tipos de construcciones.

El edificio inicial (el siglo 10-12) es el mausoleo de madera (mazar), con aiwan (porche) con las columnas talladas decoradas con inscripciones cúficas y tallado ornamental. En total hay siete columnas talladas de madera que apoyan la construcción. Tienen la forma única, su altura es de aproximadamente 2,5 m. Cada columna está hecha de tronco entero de madera y está decorada con ornamento. El ornamento en cada uno de los detalles de madera es diverso, por su carácter es vegetal, geométrico, con figuras y dibujos animales. Las columnas de madera están decoradas con animales completamente indefinidos que recuerdan pájaros, serpientes y peces al mismo tiempo. Probablemente, esto está vinculado con las creencias religiosas de antiguos tayikos sobre la migración de almas. Al mausoleo (mazar) llevan dos puertas de entrada: una - del norte, sobre ella están escritas con caligrafía las sentencias del Corán y también la fecha de la restauración - el año 1321 de hégira (1903-1904). La puerta está cerrada con la rejilla decorativa, detrás de ella los creyentes debían realizar los correspondientes ritos religiosos. Otra puerta del sudoeste es para el jeque. En el centro del local está situada la tumba del santo.

El segundo tipo de construcciones de “Hazrati-Bobo” es más reciente. La habitación con el aiwan de cuatro columnas (a la izquierda del mazar) se fecha del siglo 18-19. Las paredes y el techo están pintados y decorados. Este lugar, por lo visto, servía como el albergue nocturno de los peregrinos. También aquí se realizaban algunos ritos, por ejemplo - hudoi (sacrificio). En el patio del complejo se encuentra también el minarete de madera que representa la torre de tres filas. El complejo de los edificios está rodeado de tapia. Según dicen los ancianos antes el patio del mazar servía como cementerio.

Penjikent es el lugar, donde se creaba la historia de los antiguos sogdianos, uno de los centros de civilización oriental. Al llegar aquí, Ud podrá conocer mucho sobre la vida, las costumbres y las tradiciones de la gente que hace tiempo poblaba el centro comercial de Sogdiana, verá los resultados de su actividad y sentirá toda la magia misteriosa de los cuentos orientales de zoroastristas.

 

© Este material pertenece a la compaňía «Central Asia Travel».
Pueden copiar y usar este material sólo con permiso del autor.

atrás

SOLICITUD DEL VIAJE

×

Nombre del viaje *

Nombres y Apellidos *

Ciudadania

Teléfono

Skype  

E-Mail * 

Participantes: 

Alojamiento:



Medio de comunicación preferido:

Comentarios y preferencias para el viaje:



Enviar a un amigo

×




Buscar en el sitio

¿QUÉ HAY DE NUEVO?