Complejo Sheikhantaur

Complejo Sheikhantaur. Uzbekistán, TashkentUsted acaba de llegar a la capital de Uzbekistán - Tashkent y al mirar un poco a su alrededor por en el camino al hotel, se pregunta ¿dónde está la exótica prometida, la antigua arquitectura, tan insólita y atractiva? No haga conclusiones precipitadas. Aunque Tashkent es el primer punto de su ruta interesante por Uzbekistán, eso no significa que no tenga nada que ofrecerle. Tashkent, así como cualquier otra ciudad grande de Uzbekistán, cuenta con un montón de curiosidades. Sí, Tashkent es una ciudad moderna, con infraestructura desarrollada, brillantes escaparates y anuncios de publicidad, pero no debemos olvidar que su historia cuenta con más de 2200 años. E incluso aquí usted puede encontrar un rincón de la antigüedad. Si usted es un conocedor de la historia, guarde en su memoria la palabra Sheikhantaur - le servirá de contraseña para entrar en el ambiente de la antigua ciudad de Tashkent.

El complejo de Sheikhantaur representa un conjunto de antiguos edificios, que se han conservado en la capital hasta hoy en día. Aquí fue enterrado un gran sufí (partidario de la corriente mística del Islam - el sufismo), muy respetado por los musulmanes - el Jeque al-Havendi Tahur (Sheikhantaur) y más tarde aquí enterraron a otras personas notables - gobernadores de Tashkent y sus dignatarios. Pero el tiempo y la naturaleza a menudo están despiadados con las obras de ser humano - hasta nuestros días se han sobrevivido sólo tres edificios de numerosos mausoleos, mezquitas y sepulcros que hace un siglo formaban parte del conjunto de Sheikhantaur.

El corazón de este conjunto es el mausoleo de Sheikhantaur, que fue construido sobre la tumba del famoso sufí por la orden de Amir Temur a finales del siglo XIV. No tiene nada de decoración magnífica, lo que corresponde al espíritu del mismo jeque al-Havendi Takhur que propugnaba la humildad y el ascetismo; sólo la entrada de este edificio de una forma normal y corriente, construido de ladrillos habituales, está decorada con mayólica azul. El mausoleo consta de dos habitaciones, en una de ellas está enterrado Sheikhantaur mismo y en la otra - su esposa y su hijo.

Complejo Sheikhantaur. Uzbekistán, TashkentCerca del mausoleo de Sheikhantaur se encuentra el otro mausoleo, que se destaca por su arquitectura peculiar, más exactamente por su cúpula en forma de cono, que no es típica para los edificios de esta región. Esto se debe en parte al hecho de que en este mausoleo yacen los restos de Tolley-biy, también conocido como Kaldyrgoch-biy, que gobernó en Tashkent en el siglo XVIII y pertenecía a una familia Kazaja. Él era uno de los seguidores del jeque al-Havendi Takhur y se hizo famoso por sus sabios discursos y la lucha contra la invasión extranjera de Asia Central.

Un poco aparte de estos dos edificios mencionados se sitúa el tercero y el último de los edificios conservados del conjunto de Sheikhantaur - el mausoleo de Yunus Khan de Mogolistán, uno de los descendientes de Genghis Khan. Este mausoleo, construido por los hijos de Yunus Khan a finales del siglo XV, se destaca no sólo por su tamaño, sino también por la decoración. Comparando con los mausoleos de Sheikhantaur y Tolley-biy éste se ve más grande, lo que indica la grandeza del gobernador que está enterrado en él, y que era el Khan de Ulus Mogol así como el descendiente de los Timúridas. Las fachadas están decoradas con la escritura árabe y ornamento tradicional, y la entrada al mausoleo está marcada por una puerta ricamente decorada.

Según la hipótesis de algunos historiadores, este lugar antes de que se convirtiera en la última morada del jeque, era uno de los lugares sagrados del Zoroastrismo - una religión pagana, extendida en el territorio de Uzbekistán hasta la llegada del Islam. A esto indican los árboles fosilizados, que se ven en las fotos antiguas del conjunto de Sheikhantaur, y que estaban por dos lados del camino que llevaba al edificio principal del conjunto. Uno de estos árboles - así llamado saur de Iskander (Alejandro Magno) situado junto a la tumba del jeque, ha sobrevivido hasta nuestros días y es como una prueba de la antigüedad de este monumento histórico. Así se cumplió la voluntad del gran sufí, que quería estar enterrado en la sombra de los árboles, bajo los que según una antigua leyenda, disfrutaba de frescura el mismo Alejandro Magno.

En la sombra de los árboles, donde están estas antiguas construcciones, se crea una atmósfera especial, que te hace olvidar de que estás en una ciudad moderna. Y gracias a que estás al lado de los antiguos santuarios y te das cuenta de la antigüedad de este sitio, aquí siempre sientes paz y tranquilidad. Tal vez por ese ambiente especial Sheikhantaur siempre atraía a la gente y era la fuente de inspiración para los artistas.

Fotos:

ver todas las fotos »»

© Este material pertenece a la compaňía «Central Asia Travel».
Pueden copiar y usar este material sólo con permiso del autor.

«« atrás arriba »»

Otras curiosidades de Tashkent: En qué viaje se puede ver la Complejo Sheikhantaur:

SOLICITUD DEL VIAJE

×

Nombre del viaje *

Nombres y Apellidos *

Ciudadania

Teléfono

Skype  

E-Mail * 

Participantes: 

Alojamiento:



Medio de comunicación preferido:

Comentarios y preferencias para el viaje:



Enviar a un amigo

×




Buscar en el sitio

¿QUÉ HAY DE NUEVO?