Yurta kirguisa tradicional

Una casa que siempre va contigo

 

La casa kirguisa, la yurtaSe sabe que los antepasados kirguises eran un pueblo nómada. En la cultura y el estilo de vida de los kirguises modernos, la influencia de su pasada vida ancestral nómada todavía está presente. Durante muchos siglos se trasladaron de un lugar a otro a través de los duros espacios abiertos de Siberia. Se dedicaban a la cría de ganado, principalmente caballos. Siendo excelentes jinetes, lucharon constantemente con numerosos enemigos pero finalmente dejaron Siberia y emigraron a las montañas de Tian Shan, donde encontraron refugio.

Los nómadas kirguises eran personas fuertes y de voluntad férrea, eran guerreros, endurecidos por campañas militares interminables. Pero, al igual que los pueblos sedentarios, necesitaban una casa que los protegiera del mal tiempo, que le brindara calidez y confort a toda la familia. Una casa donde pudieran recibir invitados, casarse o realizar el velorio de un ser querido que se ha ido para siempre. La casa kirguisa, la yurta, tenía una gran ventaja, estaba siempre a mano, donde quiera que fueran. Un hecho interesante es que la palabra yurta "jurt" en la lengua turca común significa "tierra tribal".La casa kirguisa, la yurta En el idioma kirguiso, no era raro que la designación de una casa utilizara el concepto de "Ota-jurt" - "tierra del padre" o "patria". Es decir, donde se encuentra la yurta, está la patria: mi casa y mi patria siempre están conmigo.

Una yurta es un diseño plegable y bastante ligero, sorprendente por su simplicidad y funcionalidad. La yurta kirguisa tradicional se construía sin un solo clavo, utilizando solo materiales que los nómadas tenían a mano. El sauce, flexible, duradero y moldeable, fue elegido para la estructura redonda de la yurta. Aparentemente, los nómadas tenían un buen conocimiento de las matemáticas y la física, ya que se daban cuenta de que la estructura circular tiene una gran capacidad y puede resistir mejor los vientos. La estructura se basaba en cuatro elementos: un agujero de celosía en el techo "tunduk", paredes de celosía plegables "kerege", varillas "uuki" y una puerta de doble hoja "esik". El "kerege" se ensamblaba a partir de listones, que se sujetaban con correas hechas de piel de becerro o camello, que se distingue por su especial resistencia y elasticidad. La casa kirguisa, la yurtaEl Tunduk era una rueda coronada con una koshma (tejido hecho de fieltro), que era empujada hacia atrás para proporcionar iluminación y aire fresco. Se insertaban los "uuki" en soquetes especiales en el "kerege", conectando el "kerege" y el "tunduk"  formando una cúpula. Curiosamente, es la forma curva del "uuki" lo que distingue a la yurta kirguisa de sus contrapartes en Altai, en Mongolia y en el Tíbet.

Para fijar los elementos individuales, se usaban correas de cuero tejidas, que rodeaban la yurta y también servían para decorarla.  El material ideal elegido por los nómadas para cubrir las paredes y el techo de la yurta era la koshma. Una alfombra de koshma está hecha de lana de camello u oveja. No le afecta el frío o el calor, no la atraviesa la humedad y en ella los parásitos no se crían. La koshma también cubría completamente los pisos.

La familia de un nómada común generalmente vivía en una yurta "boz yu" con 5-6 "kanat" (secciones de "kerege"). La construcción de tales yurtas requería de 80 a 100 varillas "uuki".  La casa kirguisa, la yurtaCuando se retiraba  la familia, generalmente tomaba de 30 a 40 minutos desmontarla. La yurta pesaba unos 400 kg, para transportada se empacaba y se llevaba en dos caballos o un camello. La instalación de una yurta ha sido tradicionalmente considerada una ocupación femenina.  Varias mujeres pasaban de una hora a dos recurriendo a la ayuda masculina solo para levantar el tunduk.

Los nómadas más ricos se podían permitir una yurta con más de 100 uuki.  Solo los más destacados nobles vivían en yurtas más grandes con 360 uuki.  Para instalar una gran yurta, las familias ricas traían a sus familiares y vecinos más pobres, los que ayudaban a armar y decorar la yurta. Cuanto más noble era una persona, más atención se le daba a la decoración interior y al diseño exterior. Para la decoración interna se utilizaban cinchas estampadas y cuerdas tejidas de lana con la adición de crin. Los pisos, sobre una simple koshma estaban cubiertos con una alfombra de fieltro de color con adornos entretejidos.  Se utilizaba alfombras con apliques en color rojo o negro para la decoración exterior. La casa kirguisa, la yurtaPor cierto, las características de los adornos utilizados dan el sabor nacional a la yurta kirguisa y la distinguen de cualquier otra.

Entonces, ¿qué es una yurta kirguisa? ¿Por qué en nuestra era moderna la gente no se ha negado a usarla? La respuesta es bastante obvia. Para  los kirguises, la yurta es más que la vivienda de un nómada, es una especie de templo, donde se siente una conexión invisible entre generaciones: del pasado, del presente y del futuro. Un lugar donde cualquier viajero es bienvenido, pero a nadie se le permite entrar con armas. Aquí cada persona que se siente frente al fogón triangular "talga", beba un tazón de fragante koumiss o té verde y admire la belleza de las montañas de Tian Shan, seguramente se sentirá como un verdadero nómada y experimentará una conexión sin precedentes con la naturaleza, lo que le dará el impulso para enfrentar con valentía un nuevo día.

Jatko Y. V. 2019

Fotos:

La casa kirguisa, la yurta La casa kirguisa, la yurta La casa kirguisa, la yurta La casa kirguisa, la yurta

ver todas las fotos »»

© Este material pertenece a la compaňía «Central Asia Travel».
Pueden copiar y usar este material sólo con permiso del autor.

«« atrás arriba »»

SOLICITUD DEL VIAJE

×

Nombre del viaje *

Nombres y Apellidos *

Ciudadania

Teléfono * 

Telegram  

E-Mail * 

Participantes: 

Alojamiento:



Medio de comunicación preferido:

Comentarios y preferencias para el viaje:

Inserting your personal data in this form you give your consent to the processing of your personal data



Enviar a un amigo

×




Buscar en el sitio

¿QUÉ HAY DE NUEVO?