La atracción de Asia


Hace mucho tiempo, en los tiempos de Alejandro Magno, los conquistadores de Mongolia, Tamerlán, pensadores, filósofos y teólogos de Asia. Cada uno de ellos tanto aportó algo, como destruyó algo. Sin embargo, todo lo que se ha conservado hasta nuestros días, verdaderamente, es grandioso. Hasta nuestros días llegaron unas ciudades enteras de antiguedad. Los majestuosos palacios y las grandiosas mezquitas hacen pensar en la potencia pasada de los estados y los imperios de Asia Central, y los mercados hacen meterse al mismo corazón de la vida de Oriente, permiten sentir el espíritu del Oriente. Decenas de miles de personas aspiran a visitar esos lugares para tocar una historia viva, aspirar a pleno pulmón su mágico aire. Jiva, Urgench, Khorezm, Bujará y por supuesto la hermosa Samarcanda – el coetáeno de Roma, sobre esas ciudades se puede hablar durante muchas horas, despertando una tempestad de entusiasmo y emociones.
Verdaderamente, en Asia hay unos monumentos y lugares los que es imposible describir con palabras, porque la hermosura y la grandeza de ellos no pudo ser creado por hombre sino sólo por Dios. Creados hace mil aňos, ellos como si funcionaran para mostrar al hombre la naturaleza prístina, dar posibilidad de estar una parte de ella aunque por un tiempo. Por supuesto, todo eso fue dicho sobre las montaňas también. Esa parte de la Tierra siempre les atraía a los románticos, despertaba una afición inconmovible en las personas que habían conocido las montaňas. Cuanto más altas son las montaňas tanto más fuerte es la fuerza de la atracción a ellas. El Pamir (“El techo del mundo”) y Tian-Shan (“Las montaňas del cielo”), dos sistemas montaňosas más altas del mundo que están en Asia Central. En ellas habían crecido tales gigantes como: el Pico Comunismo, Pico Pobeda, Pico Lenin, Pico Korjenevskaya y el Pico Khan-Tengri. Sólo los nombres de esas montaňas, que pasaron muchos aňos y ya se imregnaron en la mente de los montaňeros, lo hacen latir más fuerte el corazón de cada alpinista – cuanto más sus aspectos. Cada alpinista sueňa con ascender a esos cinco gigantes, y vuestro servidor es decir yo no es una exclusión. Un sueňo es como una alud que nace, arranca, se hace más y más fuerte – cobra velocidad y potencia, después se realiza – y termina su camino en un punto final. Cuanto más cree la persona en su sueňo tanto más hay probabilidad de que se cumplirá. Yo también, cuando era niňo ví la fotografía del Pico Lenin. Desde aquel momento soňé con ascender a la cima, y al fin ese sueňo se ha realizado. Fue la primera montaňa de siete mil metros en mi vida. Si digo que estaba admirado de lo que ví – eso es decir nada. Es tan maravilloso que es imposible de expresarlo con palabras. En efecto, cada ascensión marca las huellas en el corazón y la memoria del hombre. En lo que toca a mí, la ascensión al Pico Lenin – creo que me acuerdo no sólo de cada minuto, cada momento, sino que me acuerdo de cada sentimiento que tuve en la montaňa. Las rutas al Pico Lenin no son complicados técnicamente, sin embargo la cima es como un “indicador” que le muestra a alpinista si está preparado o capaz de realizar las ascensiones de altura. Cabe notar, que es indicador entre comillas, sólo en caso de buen tiempo y una aclimatación correcta de alpinista, de otro modo esa montaňa podrá ser último lugar para alpinista. Sólo tiene que recordarlo de la tragedia de 1990.
Después de ascender al Pico Lenin ya no podía conformarme con que es mi primero y último ascenso a las montaňas de siete mil metros. Cuando estaba en la campa Lukovaya (campa de Cebolla) me dije que el siguiente aňo sería el aňo del Pico Korjenevskaya y Comunismo. Así resultó.
Se puede decir que la campa Moskvina es el corazón del Pamir. Porque aquí está un polo de altura de toda la ex Unión Soviética – el Pico Comunismo. Aquí comienzas a entender qué es el Techo del Mundo. Además del Pico Comunismo y Korjenevskaya toda esa región está llena de unas montaňas hermosísimas de seis mil metros, que atravesan el azul vivo del cielo de Pamir con sus picos. Claro, las cordilleras Akademiya Nauk y Petr Velikiy son diferentes que la cordillera Zaalay. Ante todo, esa diferencia consiste en lo que las montaňas de estas cordilleras pertenecen a un tipo combinado, es decir, hay que tener un nivel alto de preparación técnica y física. Como resultó, el aňo 2008 no fue el aňo de las ascensiones de masas al Pico Comunismo en vista de unas causas objetivas. Con este respecto nuesto equipo no tuvo la suerte tampoco ya que ascendemos sólo al Pico Korjenevskaya. Sin embargo, mientras uno tiene gran deseo en el alma puede superarlo todo, así que continuará…
También querría decir lo siguiente. No sé cómo se organizaban ni se realizaban tales expediciones en el período de la ex Unión Soviética. Pero hoy en día en Asia hay unas empresas que se dedican a organizar los servicios de este tipo. Y me gustaría dar muchas gracias a las empresas “Central Asia Travel” por abrir ese mundo tan mágico de Asia a todo el mundo, ayudan a hacerlo posible de tocar. Gracias a ellos los campos internacionales están llenos de los alpinistas de todo el mundo, y eso significa - como siempre late el corazón de alguien a la vista de estas majestusas montaňas.

Dmitriy Kulakov

SOLICITUD DEL VIAJE

×

Nombre del viaje *

Nombres y Apellidos *

Ciudadania

Teléfono

Skype  

E-Mail * 

Participantes: 

Alojamiento:



Medio de comunicación preferido:

Comentarios y preferencias para el viaje:



Enviar a un amigo

×




Buscar en el sitio

¿QUÉ HAY DE NUEVO?