La historia de Turkmenistán


La historia antigua de Turkmenistán.
La historia turcomana comienza en la antigüedad más temprana. Las numerosas excavaciones realizadas en el territorio de este estado, muestran que aquí la vida existía ya en la época del paleolítico alto (edad de piedra), es decir el período oficialmente reconocido de la existencia y la actividad vital de la gente primitiva. Aquí encontraron los primeros en la historia instrumentos de trabajo hechos de piedra. A unas pruebas más tardías de la habitación de la gente en este territorio pertenece la famosa gruta Dzhebel - la colonia más antigua de los cazadores y pescadores, situada en el Pricaspio oriental y la colonia agrícola Dzheytun descubierta cerca del Ashjabad moderno, que se data en el sexto milenio a.C.

En el III milenio a.C. las tribus que habitaban en las montañas y los valles de los ríos se dedicaban a la agricultura, ganadería y la caza, y en el II milenio a.C. surgió la alfarería y el tratamiento de los metales; entonces aparecieron unas primeras colonias sedentarias. En el I milenio a.C. comenzaron a construir los canales de riego, existían ciudades y prosperaba el comercio.

Aproximadamente en el año 500 a.C. el territorio de Turkmenistán formaba parte de tales estados desarrollados, como Margiana e Imperio Parto. Margiana se incorporaba a su vez al territorio de Bactria, y el Imperio Parto e Hircania, situados a lo largo de la costa sudeste del mar Caspio, formaban parte del reino de Media.

En el siglo 6 a.C. Turkmenistán se quedó integrado en el estado Aqueménida - el imperio Persa, al que se sometían incluso las tribus nómadas que componían la mayoría de la población. Sin embargo el poder de la dinastía de los aqueménidas se acabó ya en dos siglos, cuando en el siglo 4 a.C. Persia fue conquistada por Alejandro Magno. Aprovechando la ubicación ventajosa de Turkmenistán en la Gran ruta de la seda, los persas llevaban una vida económica y comercial activa y fundaban las ciudades. Durante el gobierno del rey Mitridat I se acuñó la primera moneda de plata (llamada «drajma»). Durante las excavaciones de la antigua Nisa fueron descubiertos los rhyta (sing. Rhyton) de marfil en forma de cuernos (recipiente), las figuras de los dioses antiguos griegos hechos de mármol y de plata. La cultura persa era por sí misma la combinación de la cultura griega y oriental. En la esfera de agricultura, que era considerablemente desarrollada durante el período persa, aquí se cultivaba el trigo, cebada, maíz, arroz, algodón y distintas frutas. Uno de los rasgos especiales del período persa era el uso de la escritura aramea.

Más tarde el territorio de Turkmenistán formó parte del Imperio Parto.

En el año 224 d.C. el territorio del Turkmenistán meridional fue conquistado por la dinastía de los shas iraníes, los Sasánidas. Al mismo tiempo una parte de las tribus nómadas de Turkmenistán comenzó a asemejarse a las tribus sunnu, los antecesores de los Hunos. A mediados de siglo 5 la unión de los hunos bajo la dirección de los eftalitas pudo subyugar la mayor parte de este territorio. Los eftalitas, a su vez, fueron derrotados por la unión de las tribus túrquicas, lo cual influyó mucho en la lengua y el género de vida de las nacionalidades sometidas. Hacia la conquista árabe a mediados del siglo 7 casi todas las tribus que poblaban estos territorios hablaban las lenguas túrquicas.

Hacia el año 716 las tierras entre el mar Caspio y el río Amu-Daria se encontraron bajo el dominio del poderoso califato árabe. Las locales tribus túrquicas aceptaron el islam y establecieron relaciones comerciales y culturales con el resto del mundo musulmán.

En la antigüedad por el territorio del Turkmenistán moderno pasaba la Gran ruta de la seda, que simbolizaba la integración cultural del Oriente y el Occidente y la garantía inmutable del desarrollo económico del país.

El origen del término "turcomano" y Turkmenistán.
Con el debilitamiento del poder de los árabes (aunque el islam se quedaba como antes la religión predominante) en el territorio de Turkmenistán empezaron a penentrar los turcos-oguzes, y en 1040 el país se encontró bajo el dominio de los selyúcidas (la tribu que se denominó así por el nombre de su jefe - Selyuk y sus descendientes – los Selyúcidas); la capital de este estado era la ciudad de Merv (ahora - Mary). Los oguzes se mezclaron con las tribus locales, y a base de esta mezcla se formó el pueblo que recibió el nombre "turcomano", y el país empezó a llamarse Turkmenistán que significa «la tierra de los turcomanos».

La Edad Media.
En los siglos 12-13 el territorio de Turkmenistán se encontraba bajo el dominio de Khoresm, que posteriormente fue conquistado por el ejército de Gengiz khan en 1219-1221 y formó parte del imperio Mongol.

Durante el reinado de los sucesores de Gengiz khan algunas tribus turcomanas consiguieron independizarse parcialmente y fundaron estados feudales de vasallo. Jugaban un gran papel en la historia de los turcomanos incluso después de que Asia Central fue conquistada por Amir Timur a finales del siglo 14. Después de la caída de la dinastía Timurida el control sobre este territorio pasó a Persia y al khanato de Jiva. En aquel momento entre los turcomanos poco a poco se destacó una capa de comerciantes, principalmente provenientes de las tribus que habitaban en la costa del mar Caspio, que empezaron a mantener negocio con Rusia, el comercio se estuvo desarrollándo especialmente durante el reino de Pedro I (1682-1725).

Hacia el siglo 18 los turcomanos ya poblaban todo el territorio del Turkmenistán moderno. Muchas de las tribus turcomanas, en particular ersar, teke, yomut, goklen, sarik y salir, tenían un considerable potencial militar y establecieron relaciones comerciales con otros países. A través de las tierras turcomanas pasaban las vías comerciales que vinculaban Europa con Asia Central, Irán y Afganistán. A mediados del siglo 19 estas tribus no se sometían ni a Persia, ni al khanato de Jiva.

La conquista del territorio de Turkmenistán por Rusia.
Durante la guerra ruso-persa de los años 1804-1813 los diplomáticos rusos concertaron una alianza con una serie de las tribus turcomanas contra Persia. Al territorio de Turkmenistán en los planes rusos se le daba mucha importancia en la conquista de Asia Central, con sus ricos recursos naturales. Cuando fundaron la ciudad de Krasnovodsk en 1869 en la costa oriental del mar Caspio entonces comenzó la penetración de Rusia en las tierras turcomanas. En 1869-1873 las tribus del Turkmenistán Occidental se rindieron fácilmente bajo la presión de los diplomáticos y la fuerza militar de Rusia. Sin embargo, las tribus del Turkmenistán Oriental se opusieron al ejército ruso hasta el enero de 1881, cuando cayó la fortaleza Geok-Tepe. Al tomar esta fortaleza Rusia culminó la conquista de las tierras turcomanas.

Turkmenistán como la parte del Imperio Ruso.
Después de la anexión de Turkmenistán a Rusia su desarrollo económico se aceleró. Durante la asimilación de esta región principalmente se tomaba en consideración la necesidad de extracción de las materias primas para la industria rusa. La construcción del ferrocarril Transcaspio (1880-1888) estimuló el crecimiento de la economía y la exportación de las materias primas a Rusia y al mercado europeo. La esfera más importante en la economía era el cultivo de algodón, cuya producción en el período de 1890 a 1915 creció 15 veces. Se desarrollaban también la ganadería y la extracción del petróleo, pero los beneficios de esta elevación económica los sacaban los capitalistas rusos y extranjeros. Todo esto provocaba descontento en la población autóctona de Turkmenistán, que se concentraba principalmente en las localidades rurales. Los rusos se asentaban en las ciudades, principalmente en Krasnovodsk y Ashjabad. Durante la primera revolución rusa de 1905-1907 en el ferrocarril Transcaspio pasaban huelgas organizadas por los social-demócratas. Después de la derrota de la revolución las huelgas se prohibieron, cada manifestación del descontento se aplastaba violentamente por las autoridades.

En 1916 en Turkmenistán pasó una serie de protestas de la población autóctona contra la movilización a los trabajos de retaguardia. Después del derrocamiento del poder zarista en marzo de 1917 en las grandes ciudades - Ashjabad, Krasnovodsk, Chardjou, Mary - se activaron los grupos antes prohibidos de los social-demócratas, incluso los bolcheviques. No obstante, la población rural se quedaba pasiva y no escapaba al control de los jefes religiosos y tribales.

La revolución de los bolcheviques en noviembre de 1917 encontró Turkmenistán en un estado inestable. Este territorio lo pretendían ocupar no sólo el Ejército Rojo, sino también el ejército expedicionario británico, los eseres y las guardias blancas. Las regiones orientales de Turkmenistán se quedaban bajo el dominio del khanato de Jiva y el emirato de Bujara, que eran los vasallos del Imperio Ruso. Aunque los bolcheviques pudieron atraer a su bando a los obreros rusos en las ciudades, los intentos de ganar la confianza de los campesinos turcomanos – los dehkan (agricultores) y los pastores – no tuvieron el éxito.

En diciembre de 1917 los bolcheviques se hicieron con el poder en Ashgabad, pero se mantuvieron allí poco tiempo. Las guardias blancas y los eseres con el apoyo del ejército británico en julio de 1918 se sublevaron y expulsaron a los bolcheviques. Para prevenir la pérdida de Turkmenistán y toda la región de Transcaspio, se dirigieron allí las tropas de la Rusia Soviética. En agosto de 1918 el territorio de Turkmenistán fue ocupado por las tropas británicas. Conservaron el control hasta el septiembre de 1919, cuando su gran parte se había retirado según la orden del gobierno de Gran Bretaña. Algunas formaciones antibolcheviques mostraron resistencia hasta el febrero de 1920, cuando las partes del Ejército Rojo habían ocupado Krasnovodsk. Ese acontecimiento manifestó la derrota definitiva de las guardias blancas y los eseres; al mismo tiempo se culminó la retirada de las tropas inglesas. En 1920 en Jiva y Bujara pasaron rebeliones revolucionarias y se formaron allí las Repúblicas Nacionales Soviéticas de Khorezm y de Bujara.

La República Socialista Soviética de Turkmenistán.
Desde el abril de 1918 hasta el octubre de 1924 el país se llamó oficialmente la República Autónoma Socialista Soviética de Turkmenistán y formó parte de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia (RSFSR). El 27 de octubre de 1924 se formó la República Socialista Soviética de Turkmenistán como parte de la URSS. Los primeros pasos emprendidos por el gobierno de la República de Turkmenistán, eran la continuación de las reformas agrarias y de agua comenzadas después de la victoria del Ejército Rojo en 1920. Al mismo tiempo se llevó al cabo una nueva distribución de las tierras que antes pertenecían a los bayes (propietarios de tierras), comenzó la organización de las cooperativas campesinas, se restableció la industria petrolera.

En 1926 en la república comenzaron la colectivización de la agricultura y la creación de las grandes plantaciones algodoneras. Hacia 1929 casi 15 % de campesinos se hicieron los miembros de las haciendas colectivas (koljoses), y hacia 1940 prácticamente toda la tierra se encontraba en el uso de los koljoses, y los campesinos, que la trataban, se hicieron los koljosianos. Un poco antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial Turkmenistán ocupó el segundo lugar (después de Uzbekistán) en la URSS por la producción del algodón. También se desarrollaban intensivamente otras ramas de la agricultura. Mucha relevancia tenía el perfeccionamiento de los sistemas de riego, en primer lugar la creación de los depósitos de agua y los canales de irrigación.

En los años 30 se desarrollaba intensivamente la industria petrolera. Se reanudó la extracción en los yacimientos de la península Cheleken, los cuales sufrieron una gran pérdida durante la Guerra civil, fueron investigados y puestos en explotación los nuevos yacimientos al lado de Nebitdag. Casi todas las materias primas obtenidas o creadas en Turkmenistán, se enviaban para ser modificadas, a otras repúblicas soviéticas.

El logro más importante de los años 30 era la formación de la clase de los obreros. Si antes de la revolución las ocupaciones básicas de la población eran la ganadería y la agricultura, la industrialización acelerada llevó a la creación de la fuerza de trabajo urbana ocupada en las nuevas ramas de la industria. En la república fue prácticamente extirpado el analfabetismo, había una red desarrollada de los establecimientos de la instrucción pública. De 1924 a 1940 el número de los obreros ocupados en la industria y otras ramas de la economía, creció de 34 a 188 mil personas. Sin embargo, Turkmenistán tuvo que pagar a alto precio este progreso. Las decenas, y posiblemente centenas de millares de campesinos acaudalados murieron durante la colectivización; prácticamente todo el clero musulmán y una parte considerable de los nuevamente formados intelectuales nacionales fueron víctimas de represiones realizadas en el período desde mediados de los años 30 hasta 1953. Los datos sobre la cantidad verdadera de las víctimas del estalinismo en Turkmenistán empezaron a publicarse sólo después de 1991.

La Segunda Guerra Mundial estimuló considerablemente el desarrollo económico de Turkmenistán. A principios de la guerra muchas empresas industriales de las regiones occidentales de la URSS se evacuaron a Turkmenistán. Por eso surgió la necesidad de desarrollar el transporte. En aquel entonces el ferrocarril de Ashjabad (ahora Centroasiático) se extendió hasta el puerto del Caspio Krasnovodsk.

En el tiempo de posguerra los logros básicos de Turkmenistán eran el desarrollo de la extracción de gas natural, la industria petrolera y la construcción de maquinaria. La construcción del canal Karakumsky se hizo el estímulo potente para el desarrollo de la agricultura de la república. Como resultado de la construcción de los sistemas de regadío relacionados con este canal, se pudo subir considerablemente la recogida del algodón en rama.

El terremoto de Ashjabad.
Por la noche del 5 al 6 de octubre de 1948 a las 1:14, hora local, en la capital de Turkmenistán Ashjabad hubo un terremoto muy fuerte que se llevó las vidas de más de 100 personas y que prácticamente destruyó la ciudad. El terremoto de Ashjabad se considera uno de los más destructivos, en resultado del que fue destruido un 90-98 % de todas las estructuras. A partir de 1998 hasta hoy día el 6 de octubre se considera oficialmente el Día de Conmemoración.

El terremoto principal consistía de dos sacudidas, con el intervalo de 5-8 segundos, la primera tenía la magnitud de 8 puntos. Aproximadamente a las 6 de la mañana hubo otro empujón con la magnitud de 7-8 puntos. Después de esto las sacudidas subterráneas continuaron aún más de cuatro días. La cantidad de los muertos se debe, en general, a la hora del terremoto y las peculiaridades arquitectónicas: muchas construcciones tenían techos planos. Para eliminar las consecuencias del terremoto, realizar rescate y salvamiento, operaciones de búsqueda y organizar los funerales de las víctimas a la ciudad movilizaron 4 divisiones.

Turkmenistán independiente.
El 22 de agosto de 1990 Turkmenistán proclamó su soberanía, todavía formando parte de la URSS. En octubre de 1990 Saparmurat Niyazov, el primer secretario del Partido Comunista desde 1985 y el presidente del Consejo Supremo de la república desde el enero de 1990, fue elegido el presidente de la república. El líder de Turkmenistán no reaccionó de ningún modo a la tentativa del golpe de estado en Moscú en agosto de 1991. El 26 de octubre de 1991 el gobierno celebró el referéndum en cuestión de la independencia de Turkmenistán. Por la independencia votó un 94 % de la población. Al día siguiente el Consejo Supremo declaró Turkmenistán como un estado independiente. A finales del diciembre de 1991 el país ingresó en la CEI. En 1999 por la decisión del Consejo Público S.Niyazov se hizo el jefe del gobierno para toda la vida. El gobierno de Niyazov prohibió la actividad de la mayoría de los partidos y organizaciones de oposición. En respuesta a la exigencia de legalizar las organizaciones de oposición se realizaron los arrestos de sus líderes. A medida que la oposición reivindicaba sus derechos, protestaba y criticaba enérgicamente al gobierno, Niyazov asumía la posición cada vez más irreconciliable. Después de que Turkmenistán obtuvo la independencia todos los datos históricos que se referían a los acontecimientos del período soviético, tanto como las noticias sobre el desarrollo cultural y económico de la república en aquel período, se pusieron en duda. Por eso la idea objetiva sobre la historia contemporánea de Turkmenistán puede formarse solamente después de terminar la revisión de los acontecimientos de ese período. El 21 de diciembre de 2006 S.Niyazov falleció, y el 14 de febrero del mismo año su lugar lo ocupó Gurbanguly Berdymuhammedov, que es el presidente actual del país.

La época de Turkmenbashi el Grande.
Saparmurat Niyazov fue el personaje más extraordinario y el primer presidente vitalicio de Turkmenistán. Cada día durante 16 años él demostraba con perseverancia a su pueblo que era el jefe de todos los turcos, y hacía recordar de esto a cada uno de los habitantes del país. Él ha creado tal culto a la personalidad propia, que es poco probable que alguna vez haya existido otro igual en el mundo. Esta persona ha escondido el país de los ojos ajenos, guiándose por la política de neutralidad absoluta, y por esta razón el otro mundo no tenía prácticamente ninguna información sobre la vida dentro del país. Y sólo después de su muerte se nos ofrece la posibilidad de ver todo que había creado Turkmenbashi el Grande durante su gobernación.

Niyazov era el único autor de todas las "reformas" e innovaciones realizadas en el país, y sus deseos eran la ley para todos.

Algunos hechos de la historia de gobernación..

El 22 de octubre de 1993 conforme a la decisión del Medjlis (parlamento) S.Niyazov obtuvo el título «Turkmenbashi» que significa «el jefe de todos los turcomanos del mundo»

En 1994 - 1995 se planteó la cuestión sobre la transformación de Turkmenistán en el Reino de sha y proclamación de Niyazov como el sha. No obstante, esta idea no fue aprobada por todos los ancianos de los clanes distintos de Turkmenistán y los países limítrofes. Había también un problema con el heredero posible - el hijo de Niyazov, y la idea fue declinada.

Hoy en Turkmenistán hay una gran cantidad de calles, escuelas, fábricas y koljoses, que fueron llamados en honor de Turkmenbashi. También la antigua ciudad Krasnovodsk ahora se llama «Turkmenbashi», y la cima montañosa más alta de Turkmenia - el Pico Ayribaba de Koytendag es «el Pico del Gran Turkmenbashi».

En el territorio de todo el país hay más de 14 mil de monumentos y bustos de Niyazov. Hay algunas estatuas del oro. En cuanto a sus imágenes y retratos ya se han hecho la fábula del pueblo. Están instalados en todas partes, incluyendo hasta las mezquitas. Sin embargo, después de su muerte el presidente actual G.Berdymuhammedov se esfuerza mucho para que en el país haya menos retratos de Turkmenbashi.

En 2001 Turkmenbashi terminó de escribir el libro «Rujnama», que posteriormente se convirtió en el código de vida de todos los turcomanos. El conocimiento de Rujnama era el requisito obligatorio para poder vivir en Turkmenistán durante la gobernación de Niyazov. Pero cuando Berdymuhammedov ocupó el puesto presidencial, Rujnama y otras composiciones del ex-presidente se prohibieron, y los habitantes de Turkmenistán ahora tienen que adquirir el libro del nuevo presidente «Hacia las nuevas alturas del progreso». Se organizó la confiscación en masa de «Rujnama» y otras composiciones de Niyazov. En vez de ellos los habitantes de Turkmenia son obligados a comprar el libro de Berdymuhammedov «Hacia las nuevas alturas del progreso».

Durante el reinado de Niyazov cerraron la Academia de las ciencias de Turkmenistán. A partir de 1998 no se ha conferido ni un grado académico de candidato o de doctor.

La construcción y los nuevos monumentos de la arquitectura.

Durante la gobernación de Turkmenbashi en Ashjabad fue construido un enorme palacio de matrimonio «Bagt Koshguí» (el Palacio de felicidad), que lleva el nombre Gurbansoltan-edzhe (la madre de Turkmenbashi); apareció así llamado Arco de Neutralidad, en la cima del cual se encuentra la estatua de Niyazov hecha de oro, situada de tal manera para que siempre estar de cara al sol. Este monumento se eleva en el centro del Ashjabad, pero se piensa trasladarlo al extremo de la ciudad. Cerca del mausoleo de la familia de Niyazov según la orden de Turkmenbashi fue construida la mezquita más grande en Asia Central «Turkmenbashi Ruji», que le costó al tesoro público 100 mln. de dólares de EEUU. Además, en la capital se construyó una gran cantidad de los palacios y fuentes. En el centro de la ciudad al borde de la plaza de la Independencia se elevan dos palacios enormes - el Palacio del Presidente y el Palacio de la espiritualidad de Turkmenbashi. En Ashjabad se sitúa también «el Palacio de la Prensa», cuyo coste ha compuesto 17 mln. de dólares. Todos los monumentos estatales se contruyen exclusivamente del mármol blanco.

Con la llegada al poder del nuevo presidente todas las innovaciones y reformas de Niyazov fueron anuladas por completo o parcialmente, los símbolos del culto de su persona poco a poco adquieren menos importancia en el sistema de política interior, y el Turkmenistán mismo emprende cada vez más intentos de convertirse de un país neutral en la parte de la comunidad mundial.


© Este material pertenece a la compania "Central Asia Travel».
Pueden copiar y usar este material solo con permiso del autor.

atras


     	

SOLICITUD DEL VIAJE

×

Nombre del viaje *

Nombres y Apellidos *

Ciudadania

Teléfono

Skype  

E-Mail * 

Participantes: 

Alojamiento:



Medio de comunicación preferido:

Comentarios y preferencias para el viaje:



Enviar a un amigo

×




Buscar en el sitio

¿QUÉ HAY DE NUEVO?