Tradiciones y costumbres de Turkmenistán


Turkmenistán es un país que tiene no sólo un rico pasado con todos los monumentos del arte antigua hechos por los maestros orientales, que se han conservado en su territorio, sino también un país con un enorme legado cultural, tradiciones y costumbres, que han pasado a través de los siglos y que han podido conservarse hasta hoy en día en los corazones y la vida de la gente. Turkmenistán es un país musulmán, dándose la circunstancia de que la religión de islam era la primera en llegar a este territorio de Asia Central. Pero el caso no es esto, es que las tradiciones de turcomanos es lo mismo que las leyes de shariá en el derecho musulmán. Son obligatorias para todos sin excepción no porque convengan a la gente misma sino porque así es debido, y no porque Dios lo mande, la misma gente las ha convertido en algo más que un simple juego interesante.
Las tradiciones nacidas hace muchos siglos son la esencia de la vida de los turcomanos. A partir del nacimiento hasta la muerte la persona aparecida en este mundo está sometida al poder de aquellas tradiciones y fundamentos que fueron creados por sus antepasados y a los que debe seguir constantemente. Sin embargo entre la población de las ciudades la observancia de algunos ritos tradicionales no es nada más que el tributo al pasado y los ritos tradicionales tienen el carácter simbólico. En cuanto a las tribus que viven encerradas en su propio entorno, aquí todo es diferente. En tales condiciones la gente vivía dividida en clanes, que se formaban a lo largo de los siglos y se convirtieron en algo parecido a una comunidad autónoma, una nación cerrada. Cada una de las comunidades tiene sus propias costumbres que pueden difirenciarse ligeramente de las de otro clan. Los representantes de cada uno de ellos reconocen fácilmente el dialecto, estilo de vestimenta, adornos, bordado e incluso factura y estilo de alfombras de otra comunidad; ellos distinguen perfectamente los atributos de otra tribu.
Hoy los turcomanos parece que son unos de los pocos que todavía llevan su ropa nacional, mientras que muchos pueblos ya hace mucho tiempo dejaron de observar esta antigua tradición de antepasados.
Los peludos gorros turcomanos, largos abrigos acolchonados, zaragüelles para los hombres y vestidos largos, zaragüelles de rayas y los pañuelos ligeros para las mujeres todavía gozan de gran popularidad entre la gente local que con mucho gusto llevan todo esto a pesar de la antigüedad de este estilo de ropa. Sí, esta gente no sigue las modernas tendencias de moda para no ser como los demás. Pero hay que reconocer que la vestimenta nacional no es el elemento de las diferencias étnicas, sino la única solución en las condiciones del riguroso clima caluroso.
Desde los tiempos inmemoriales los turcomanos les dan mucha importancia a las flores y diseños en la vestimenta y alfombras, siendo de notar que muchos de los ornamentos tienen el carácter protector.
El rasgo característico nacional muy importante es su benevolencia y amabilidad. Para los turistas esta peculiaridad de los turcomanos es muy importante. Muchos de los que ya han visitado esta tierra interesante, ponen las singularidades de la hospitalidad local a la misma altura que las de Cáucaso, y el contacto con la población local se convierte para los dos lados en un acontecimiento agradable.

La boda turcomana.
Desde los tiempos remotos el rito nupcial se consideraba el más importante en la vida de las tribus turcomanas. Hoy este rito respresenta el acto de la conservación de las antiguas tradiciones.
Generalmente, el rito siempre tenía el carácter religioso-mágico, pero con el transcurso del tiempo incluso las tribus más fieles a sus ritos tradicionales olvidaron muchos detalles, a los que se daba tanta importancia en pasado. Por supuesto, tanto en los pueblos como en las ciudades se ha conservado una serie de ritos y acciones rituales en los festejos de boda, pero si las funciones mágicas de la vestimenta nupcial se han hecho menos importantes o incluso han desaparecido, las funciones estéticas todavía son muy importantes.
La celebración de la boda es uno de los más importantes acontecimientos en la vida no sólo de los novios, sino de toda la comunidad. Según la tradición que llegó desde los tiempos de las tribus nómadas, toda la preparación previa a la boda la hacían los representantes especiales de las familias.
Después del acuerdo, concluido de antemano entre los parientes de los novios, empezaba el ciclo de los ritos que se celebraban antes de la boda. Los parientes del novio se preparaban mucho antes de la boda. El la reunión familiar los parientes, amigos cercanos y vecinos hablaban sobre todo lo necesario para un suceso tan excepcional. Los pregoneros Djarchi desde la mañana pregonaban por todo el pueblo sobre la próxima boda. A los que vivían en otras aldeas los avisaban unos días antes de la boda. Según las tradiciones el día de la boda siempre caía a un “día feliz”.
En las regiones orientales de Turkmenistán nueve días antes de la boda, es decir antes del traslado de la novia a la casa del novio, preparaban el ajuar de la novia: la ropa, alfombras, sacos alfombrados, bolsos, utensilios, etc. La parte principal de la ceremonia nupcial pasaba en la casa del novio. La misma boda empezaba en la casa de la novia. Muy temprano por la mañana a la novia la visitaban sus amigas y las chicas de la misma edad, que trataban de ponerla de buen humor: cantaban las canciones, tocaban el gonuz (instrumento musical).
Según las tradiciones, hacia el tiempo de la llegada de los huéspedes en la habitación de la novia “violentaba” su cuñada para cubrirla con pelerina-bata. Las amigas de la novia trataban de impedirlo. Después de unos intentos infructíferos la cuñada recurría a diferentes subterfugios: decía que quería comentarle algo importante a la novia. Al final las pedía ayuda a las mujeres: ellas apartaban a las amigas de la novia y la cubrían por fuerza con la pelerina. El primer “conocimiento” de los novios pasaba cuando el novio rodeado de una muchedumbre animada hacía a la novia desatar los nudos de su cinturón o quitarle las botas, alguno de los presentes decía en plan de broma que el novio por lo visto era calvo, y para asegurarse de que no era así, ella tenía que quitarle el gorro. La novia hacía todo esto con los ojos vendados.
A lo largo de los siglos en el rito nupcial la vestimenta tenía mucha importancia, sobre todo la de mujer. La vestimenta de novia se diferencia de la ropa cotidiana no sólo por su calidad, sino por su simbolia. Su función está estrechamente ligada con la magia, en particular sirve para proteger y purificar. Para empezar a cortar y coser, primero se determinaban los días especiales, que entre los musulmanes se consideraban felices. De eso dependía la prosperidad de la novia. El vestido lo cosían en la casa de la novia de la tela recibida de la casa del novio. Con este motivo en casa se reunían sus amigas cercanas. Una mujer respetada en toda la aldea y que tenía muchos hijos, primero bendecía el vestido y después empezaba a cortar la tela. Las chicas, amigas de novia, recogían y se llevaban consigo los restos de la tela, lo hacían para tener felicidad.
El vestido de boda siempre se destaca por el rico bordado y adornos. Los colgantes prendidos de dos lados del vestido en varias filas, tienen mucha importancia. El vestido se hace más festivo y el repiquete de las plateadas placas escamosas ahuyenta a los espíritus malignos. A propósito, los colgantes en la cultura turcomana siempre eran no tanto el objeto de decoración como tenían un significado simbólico, sirviendo de talismán o amuleto.

Se creía que la novia atrae a los espíritus malignos, y por eso hay que ampararla constantemente con todos los medios disponibles. Para que los demonios no vieran su cara y para esconder su figura, la novia se tapaba completamente con pelerina.
Se hacían muchas acciones, se utilizaba una gran cantidad de amuletos y talismanes para proteger a la novia. En todos los trajes de boda se incluían trenzas, cordones de lana de camello, dientes de cerdo, placas plateadas en los collares con un grano contra el mal de ojo. “Dagdan” de madera y un saquito triangular con carbono y sal dentro se prendían a la placa de enlace entre las mangas falsas de la pelerina ritual. La sal se considera un medio protector en muchas culturas del mundo. Además los primeros días después de la boda las supersticiones populares le prohiben a la novia pasar por donde se derramó la sangre de animales, cerca del agua y la ceniza, bajo ciertos árboles, además no se podía ir a los funerales y las comidas de exequias.
Los turcomanos le dan mucha importancia al momento de hacer ciertas acciones del rito nupcial, sea arreglo de matrimonio, acuerdo, arribo por la novia, salida de la casa materna o traslado a la casa de novio.
El pañuelo - es un atributo importante del rito nupcial. Todas las chicas jóvenes y las mujeres tenían que venir a la boda llevando los pañuelos pintorescos de colores vivos. Algunas los tejían ellas mismas, otras los compraban ya fabricados. Además, los pañuelos se utilizan como material de embalar los regalos de boda, que traen todas las mujeres del pueblo. Cuando ellas se van, se les entregan los bultos con regalos del mismo valor que han traído. Un pañuelo grande servía de regalo. Durante las competiciones entre los hombres ganar y recibir el pañuelo se considera el premio más valioso. Hoy en la boda turcomana los huéspedes se agasajan con los pequeños trozos de tela - los pañuelos de bolsillo. Este pañuelo o un trozo de tela se considera el símbolo de prosperidad y fiesta.
Existe una tradición que se llama “kaytarma”. Cuando la novia regresa a casa de sus padres después de la luna de miel, ella se agasaja con un gran banquete. En presencia de su suegra a la novia le ponen otro vestido - una bata de color rojo con estrechas rayas verticales. A la casa de su marido ella vuelve llevando una pelerina de color oliváceo. Otra tradición importante de la boda es “kalym” - el dote que se paga a la familia de la novia y que se determina de antemano por la familia de la novia. Hasta el momento cuando Turkmenistán proclamó su independencia, es decir durante el período de la existencia de la República Socialista Soviética de Turkmenistán, estuvieron combatiendo contra este vestigio del pasado, que no correspondía a los requisitos de la política moderna. Y se puede decir que esta costumbre la arraigaron definitivamente, pero como resulta no para siempre. Con la independencia del país todas las innovaciones y reglas soviéticas fueron anuladas y las antiguas tradiciones se han renovado. Las tradiciones son, por supuesto, algo bueno. Pero, ¿les convienen a todos? Es dudoso. A veces “kalym” tiene un carácter simbólico, como el tributo a la tradición. Pero así pasa rara vez. Por otro lado, los parientes de la novia tienen derecho de pedir el dote bastante grande. Y es muy importante para el novio poder pagarlo. Por supuesto, la cuantía del kalym depende del status social y posición material de ambas familias. Pero, en su mayoría la población de Turkmenistán no es muy rica, y la cuantía del kalym puede oscilar entre 1500 y 2500 dólares de EEUU. ¿Qué tiene que hacer la familia de novio en este caso, porque aparte del kalym tiene que gastar mucho dinero en la organización del convite nupcial, donde la cantidad de los invitados llega a unos centenares? Por eso cuando en la familia nace un niño, sus padres ya empiezan a pensar sobre cómo lo van a casar y empiezan a ahorrar el dinero. En las familias donde nació una niña, sobre todo si no son muy ricos, dicen que por fin podrán enriquecerse. Pero, a pesar de todo esto, el nacimiento del niño se considera más deseado que el de la niña. Pues, en cuanto al kalym en las regiones agrarias existe una solución del problema. Es el matrimonio de parientes. Es decir, los padres casan a los primos con las primas, los tíos con las sobrinas, etc. Y esta tradición existe ya mucho tiempo. Y la causa de todo esto es, como siempre, la cuestión de dinero. “Con los suyos es más fácil llegar al acuerdo sobre la cuantía del dote”, - dicen los turcomanos. Resulta que, para no pagar mucho dinero por la novia “ajena”, es mucho más fácil concertar el precio que convenga a los dos lados, con los parientes. Sin embargo, en los matrimonios de este tipo nacen los niños que tienen un nivel más bajo hablando sobre su desarrollo físico y mental. Con cada nueva generación eso se hace más evidente, y al final lleva a la degradación de la nación. A propósito, otras causas que engendran la tradición de matrimonio entre los parientes cercanos, son el reforzamiento de los lazos dentro de las familias y clanes, cuando una u otra rama de parientes empieza a alejarse - porque muere el anciano de la familia u otra persona que consolidaba al clan, o los parientes se trasladan a otro sitio, cada vez estando más lejos geográficamente, - y entonces, para hacerse más cercanos, casan a los jóvenes convenientes de uno y otro lado.
En segundo lugar, los padres no quieren entregar a su hija a la gente “ajena” y del mismo modo tomar en la familia a la nuera “ajena”.
Y en tercer lugar, es un “intercambio de mercancías”, cuando dos familias intercambian las hijas y los hijos, celebrando las bodas, una tras otra. En este caso no hay necesidad de pagar el kalym, porque simplemente no hay dinero para pagarlo.

Joyas.
Las joyas para los turcomanos es la representación de las tradiciones y el indicador del status social. Las joyas a lo largo de los siglos se hacían y se hacen no sólo para las mujeres sino también para los hombres. Además para los últimos era la forma principal de ahorro de medios. Durante mucho tiempo los turcomanos vivían en las tribus nómadas, con este estilo de vida llevar un saco con tesoro sobre sus hombros era más bien carga que la señal de bienestar social.
Las joyas tienen un status significativo que indica la edad, estado civil, posición dentro de la tribu y el nivel de bienestar de su propietario.

Fabricación de alfombras.
Las alfombras - es la riqueza del pueblo turcomano, que simboliza la antigua tradición de esta tierra. Para un turcomano nómada la alfombra siempre era el único objeto de mueble, la alfombras se transportaban fácilmente, abrigaban bien, servían como el envolvimiento de la yurta, las utilizaban para cubrir el suelo y como la cama. Además, su fino diseño complicado, propio para cada grupo étnico, era tanto la tarjeta de visita de la familia, como la decoración de la vivienda. El arte de fabricar alfombras, muy difícil y laborioso, se pasaba de una generación a otra, la habilidad para tejer alfombras bonitas se consideraba uno de los principales méritos de novias y mujeres.
Cada vez cuando la alfombrera termina su obra de arte la felicitan por este acontecimiento tan importante. A todos los que están cerca se les da un hilo de la base, con el que envuelven la cabeza. Según las creencias populares esto puede aliviar el dolor de cabeza.
En el año 2000 a base de la organización estatal reorganizada “Turkmen haly” crearon la sociedad anónima estatal “Turkmen haly” . Su objetivo es conservar y desarrollar la fabricación de alfombras en Turkmenistán. En las empresas de este sector trabajan más de 10000 alfombreras.
El símbolo del coraje, laboriosidad de mujeres y unidad del pueblo turcomano representa la gigantesca alfombra “Turkmen Kalby”, creada en los años 1941-42. En el presente se expone en el museo de la alfombra turcomana “Turkmen haly” S.A.

La segunda alfombra-gigante, creada en 1996, se llama Turkmenbashi. Se guarda en el museo estatal de Turkmenistán. La tercera alfombra-gigante - “Presidente”, fue creada en 1998. Ahora decora el Palacio de Congreso “Ruhiet”. En honor del día de la bandera estatal el 19 de 2001, la corporación empezó a fabricar la nueva, cuarta alfombra-gigante que se llama “El siglo de oro de Gran Saparmurat Turkmenbashi”. Esta alfombra con la superficie de 300 metros cuadrados fue incluida en el libro de los recordes mundiales de Guiness, como la alfombra más grande del mundo, que está hecha a mano. La alfombra decora el museo de la alfombra turcomana “Turkmen haly” S.A.
Para el mismo Turkmenistán la alfombra es algo sagrado y por eso en la bandera de Turkmenistán están representados los ornamentos tradicionales de alfombras. En el presente la alfombra hecha a mano es algo parecido a los cuadros de un pintor conocido y por eso cuesta mucho.

La cría de caballos.
Se supone que exactamente en Turkmenistán por primera vez empezaron a domesticar los caballos. Puede ser que sea verdad, ya que hace poco los arqueólogos han hecho un descubrimiento sensacional: en el territorio de la antigua ciudad Gonur-Depe (Margush) han encontrado el esqueleto del potro, que es la prueba absoluta de que era ya un animal domesticado, que había nacido allí mismo y no había sido traído de fuera.
En Turkmenistán el caballo fue domesticado como mínimo hace 5 mil años. Los especialistas no dudan que precisamente las llanuras premontañosas de Kopetdag crearon las condiciones climáticas favorables que favorecían al nacimiento de los caballos sanos y rápidos. Son las llanuras protegidas de los vientos fríos, ricas en leguminosos y cereales; la hierba de los prados montañosos no se seca en verano, hay abundancia de abrevaderos. Por eso los caballos akhaltekin no están acostumbrados al forraje de baja calidad y no aguantan el frío. Al mismo tiempo la gente antigua poblaba aquellos lugares, lo que explica la domesticación temprana del caballo. Ha de señalar que antes en las zonas premontañosas de Kopetdag había muchos animales carnívoros - tigres, onzas, y el terreno accidentado les creaba unas condiciones favorables para emboscadas. Los caballos tenían que estar siempre alertas, y en caso de peligro ellos salían a escape con un salto brusco, galopaban a todo correr por las colinas, cambiando rápidamente la dirección de carrera para no caer en los precipicios. Esta vida llena de peligros, con la constante lucha para sobrevivir, que pasaba en unas condiciones alimenticias favorables, estimulaba la evolución de los ancestros de los caballos akhaltekin. Con el tiempo se formaban los sentimientos agudos, excitabilidad fácil, y por consecuencia se perfeccionaba el sistema nervioso. Estas cualidades valiosas más tarde fueron desarrolladas por los ancestros de los turcomanos. Mucha importancia tenía la alimentación con cereales, que era posible sólo gracias al desarrollo de la agricultura en estas tierras.
Los caballos akhaltekin - es un gran logro del pueblo turcomano. Estos magníficos animales a lo largo de toda la historia de la existencia de los turcomanos se consideraban sagrados, siempre eran para sus dueños no sólo medios vivos, sino también amigos fieles, hermanos queridos, por los cuales la gente daba la propia vida.
A propósito, a partir de 1992 cada año en Turkmenistán se celebra el día del caballo turcomano.

Tradiciones de la fiesta de Año Nuevo.
El Año Nuevo en Turkmenistán, como en muchos otros países musulmanes, se celebra en primavera y se llama Navruz. Las ceremonias rituales de esta fiesta, más importante del año, habitualmente se celebraban en praderas grandes. Hay una creencia popular que hay que tirar en el río ocho piedras pequeñas para que se cumplan todos los deseos y sueños. Después de que en esta tierra aceptaron el islam, apareció la tradición de decorar las casas en Navruz con las ramas verdes de los árboles, sobre todo del granado, albaricoquero y manzano. Al final del año era costumbre librarse de las cosas viejas, desgastadas, y hacerse con utensilios y ropa nuevos. En Navruz también era costumbre preparar un plato especial de los granos brotados de trigo. Cada una de las mujeres, cuando lo removía, pensaba en un deseo, que indudablemente tenía que cumplirse. En general, estas costumbres reforzaban las relaciones amistosas entre las personas, las acercaban unas a otras, hacían perdonar las ofensas y riñas, y al reunirse, estando en paz y buena armonía, con el alma puro todos podían entrar en el año nuevo.

Tradiciones de la fiesta Kurban-Bayram.
Kurban-Bayram es la fiesta más importante para los musulmanes.
Según el libro sagrado de los musulmanes el Corán, el profeta Ibrahim (Abraham), para cumplir la voluntad de Alá se decidió a sacrificar a su hijo Ismael, mostrando de este modo su amor y sumusión a Dios. Sin embargo, Alá, aceptando su buena intención, le permitió sustituir a su hijo por animal sacrificado.
Por eso el sentido elevado de Kurban-Bayram consiste en que, siguiendo el ejemplo del profeta, la gente muestra su amor y sumisión a Alá.
Durante la fiesta los creyentes realizan el rito de sacrificio y en casa se preparan los platos de la carne del animal sacrificado. Al convite vienen los parientes, amigos, allegados, vecinos, pero también puede venir cualquier persona. Qué animal debe ser sacrificado, eso no se indica en el Corán, pero en Turkmenistán suele ser el cordero. Habitualmente en vísperas de fiesta y los días de Kurban-Bayram los precios suben hasta los límites desorbitados. Por eso los musulmanes menos acomodados sacrifican también los camellos o terneros.
En Turkmenistán Kurban-Bayram es popular sobre todo entre los jóvenes. Durante tres días las chicas endomingadas y los chicos se columpian. Se piensa que el hecho de columpiarse los días de Kurban-Bayram puede librar de los pecados, así que este medio, tan barato y alegre, reúne alrededor de los columpios a mucha gente y no sólo a los jóvenes.
Además, la fiesta de sacrificio es el tiempo que significa el final del rito sagrado Hadj - la peregrinación a los santuarios de la Meca y Medina.

Jashar.
Los descendientes de turcomanos- las tribus de ersari, sacar, bayat, salyr, chovdur, yomut y otros grupos más pequeños que viven al lado del río Amu-Daria, tienen sus propias costumbres y tradiciones que se diferencian de las de otras regiones. Una de las costumbres está dedicada a la limpieza anual y ahondamiento de canales y acequias - los trabajos de jashar. A la persona que pasa por el puente sobre canal que están limpiando, uno de los que trabajan le da en la pala un trozo de pan. El viandante tiene que morderlo un poco, como si lo probara, y poner unas monedas en la pala. El dinero reunido de este modo al final del día se gasta en la comida festiva. Si el viandante no lleva dinero, tiene que limpiar un trozo de canal o vencer a los que le han dado el pan. En algunos lugares de Amu-Daria esta tradición ha llegado hasta nuestros días.


© Este material pertenece a la compania "Central Asia Travel».
Pueden copiar y usar este material solo con permiso del autor.

atras

SOLICITUD DEL VIAJE

×

Nombre del viaje *

Nombres y Apellidos *

Ciudadania

Teléfono

Skype  

E-Mail * 

Participantes: 

Alojamiento:



Medio de comunicación preferido:

Comentarios y preferencias para el viaje:



Enviar a un amigo

×




Buscar en el sitio

¿QUÉ HAY DE NUEVO?