Osh


Osh – la segunda ciudad de Kirguistán por tamaňo – “capital del sur”, la ciudad, ubicada en el oriente del Valle de Ferganá, a la altura de más de 1000 metros sobre el nivel del mar. Hoy en día, la ciudad antigua es un centro administrativo de la región Osh. Es un centro grande de cultura y economía con unos 250 mil habitantes, que pudo conservar un encanto especial del Oriente Antiguo. Por tres lados Osh está rodeado de las colinas y unos estribos de rocas de la cordillera Alay. Ubicando casi bajo “el techo del mundo”, en todas partes se siente la respiración de majestuosos y potentes vecinos – las montaňas del Pamir-Alay. El principal testimonio de su presencia - es, por supuesto, la montaňa de cinco cabezas Suleyman (Suleyman-Too), que se alza en el mismo centro de la ciudad. Es uno de los estribos de la cordillera Alay, en aspecto de la roca de altura de más 100 metros. Sagrada Montaňa Suleyman – Tajtí-Suleyman (“Trono del Suleyman”) fue nombrada así en honor del zar legendario bíblico Solomón: hay una leyenda, que en un tiempo él visitó la ciudad y la montaňa. La montaňa Tajtí-Suleyman aun en la Alta Edad Media tenía un valor del culto para todos los creyentes, especialmente para los ignícolas. Aunque hay una hipótesis, que la profeta del zoroostrizmo y creador del libro sagrado “Avesta” Zatushtura (zoroastro) vivía y creaba su teoría en la cueva de la montaňa Suleyman-Too. Aquí existía uno de los templos más tempranos del culto de zoroostrizmo agua-fuego (templo del río Okhsho, Yajsha-Osh y del fuego). Posiblemente, el nombre de la ciudad proviene de estas palabras. La Montaňa Suleyman guarda el historial más valioso de información en sus cuevas y granitos, en sus cuestas y rocas. En las salidas de roca de la montaňa, losas de piedra, muros de cuevas y grotes hay centenas de los petroglifos. Por medio de Osh se propagó una de las religiones más conocidas en el mundo – budismo – por todo el Extremo Oriente. La ciudad y el oasis Osh era uno de los centros de la cría de famosos “Caballos de Davan”, la imagen de los cuales se abre en la montaňa Suleyman-Too. Pero, la montaňa perdió sus valor pagano, después de hacerse un lugar de la adoración de los musulmanes de Asia Central. Las leyendas del pueblo dicen que la montaňa tiene fuerza que es capaz de curar cualesquiera enfermedades de los peregrinos. Y justamente dentro de la montaňa está el museo-vedado, que tiene dos partes – cuevas artificial y natural. Cuando uno entra allá, al mismo corazón de la montaňa, siente que está emparentado con cavernícola, porque en todas las direcciones de él se dispersan unos pasos enlazados de cueva. El guía de excursiones le contará mucho interesante sobre los monumentos antiguos de zoroastrismo, islam que verá allá… Los que son más curiosos podrán subir a la misma montaňa, de donde se abre un paisaje hermoso a la ciudad Osh. Desde aquí la ciudad se ve como en la palma de la mano, se puede estar mucho tiempo disfrutándose del hermoso paisaje: abajo – bulle la vida de ciudad, a lo lejos – respiran de la tranquilidad y seguridad las Grandes Montaňas.
Otra curiosidad de la montaňa – el monumento arquitectónico, la mezquita polar Tajtí-Sulyeman – única de su ubicación, porque fue construida en la cima de oriente de la montaňa Suleyman-Too, en la altura casi 150 metros. Durante las últimas décadas esa construcción unían con el nombre Mujamad Zakhiriddin Babur, el descendiente de Temur (Tamerlán) y se llamaba la casa de Babur.
Al pie de la montaňa están las mezquitas conocidas de la ciudad (mausoleo Asaf-ibn-Bukhriya (s.s.XI-XVII), mezquita Ravat-Abdulla Jan (s.s. XVII-XVIII), mezquita Mujammed Yusuf Bayjodzhi-Ogli (1909)). El Mausoleo Asaf-ibn-Bukhriya – el monumento de arquitectura de los s.s.XVII-XIX, que está a pie de la cuesta oriente Suleyman-Too. Según leyendas del pueblo el mausoleo fue nombrado por nombre del zar mítico Suleyman (Salomón) Asaf ibn Bukhriya, que había testado enterrarlo al pie de esa montaňa y eso, según leyendas, fue realizado. Y encima de su tumba fue levantado una construcción de arquitectura, que durante muchos siglos se destruía muchas veces y se levantaba de nuevo.
Las construcciones del culto más importantes de la ciudad (Madraza Alimbek Paravanchi datka, madraza Mujamedboi Turka Jal’ Muratbayev) representan unas muestras suntuosas de la escuela de arquitectura y construcción de Ferganá.
Aquí hay muchos parques y monumentos histórico-culturales: Mezquita Sadikbai, Mezquita Shajid-Tepa, baňo de la Edad Media. Al lado de los monumentos del culto musulmano, en el jardín central de la ciudad está único monumento de la arquitectura rusa ortodoxa del s.XX – la iglesia Mijaylo-Arkhangel’skaya. Ese monumento pudo sobrevivir todas las adversidades unidas con “la revolución de cultura” del Poder Soviético y en 1991 fue devuelto a la comunidad religiosa ortodoxa.
Por desgracia, de Osh antiguo no se conservó ni el muro de fortaleza con tres puertas, ni ciudadela rodeada delshajristan (ciudad), ni mezquita catedral cerca del mercado. Otro símbolo importante de la ciudad, que tiene más de dos mil aňos – es un verdadero mercado de Oriente con unas callejuelas estrechas, numerosos restaurantes donde sirven shashlik (pinchos de carne), diferentes especias, frutas y ricksha local. En callejuelas estrechas de mercado siempre se venden diferentes amuletos, talismanes, especias y otras cosas. Se puede comprar tanto los amuletos musulmanes como los paganos (diente del lobo o uňas de aguila). Las autoridades de la ciudad muchas veces intentaban dar un aspecto “europeo” al mercado de Osh, pero los mercaderes se mantienen en sus trece obstinadamente. Así resulta ahora que de vez en cuando unas tiendas compactas se alternan con unas alcanás desparramadas. Helado (muy sabroso y barato), refrescos, relojes de pulcera – de un comerciante hasta el otro es un paso. Y, encontrándose aquí, puede estar seguro que podrá comprar todo lo que quiera. Una particularidad más de los mercados de Oriente es que cuando compran algo suelen regatearse – es costumbre. No sin razón antigua ciudad Osh es un lugar bueno para el comienzo de las caminatas y ascensiones de montaňa, y entre los extranjeros es conocida como un punto de transbordo por el camino al campo de alpinistas “Pamir”.
La tercera particularidad de la ciudad – es su situación geográfica que es oportuna. De aquí se puede viajar a una de las más antiguas ciudades uiguras – misterioso Kashgar, subir a las montaňas de Pamir o Tiah-Shan. De aquí se puede viajr a otra parte del Valle de Ferganá que está bajo jurisdicción de Uzbekistán y Tayikistán.

Entonces, Ud está en Osh. Y para evitar algunas incomprensiones casuales cabe dar unos consejos de la estancia en la ciudad. Un poco de información útil y necesaria:

• Lengua estatal es kirguis (y segunda lengua oficial – ruso). No se preocupen que los comerciantes no les comprendan: aquí ya se acostumbraron a los turistas, además la lengua de mercado no exige muchos conocimientos de idioma estatal.
• Tiempo: +5 GMT. Aquí el tiempo vuela imperceptiblemente. Quizá sea porque Ud es invitado, y todo es interesante para Ud y quiere verlo todo por un día que almacenaban durante los siglos. O sea, porque afecta esa vivacidad especial y multitud de gente.
• La temperatura media de julio es +17Сº +38Cº. Un calor increíble de día se consuela un poco del fresco de noche, que va de las cuestas montaňosas.
• Moneda y cambio: moneda nacional – som (libremente convertible). Hay muchos puntos de cambio en la ciudad. Sin duda, en los mercados también sí que hay.
• Por prudencia, no beban agua de grifo, aunque los habitantes locales digan que es buena para beber. Mejor siempre tener consigo agua mineral.
• Nunca tendrán pregunta: “Dónde puedo comer?”. La ciudad tiene un montón de los cafés y los restaurantes a cualquier gusto. La comida es sabrosa, buena, variada y nutritiva.
• Las carreteras de ciudad viven con “ley” – “Peatón siempre tiene razón”. Pobres conductores a veces tienen que frenar bruscamente justamente frente a un niňo saltado al camino o mayor que DE REPENTE decidió pasar la calle. ¿Por qué se tratan así trémulamente a las infracciones de piatones?, no lo pueden responder ni conductores ni infractores. Eso hay que tomar como una particularidad única de la carreteras de Osh.

Es posible que en Kirguistán falte unos edificios grandiosos, unas cosas extravagantes y conforto europeo, pero eso se recompensa de modo tradicional de la vida de los nómadas con su hospitalidad sin abuso y afición a la bebida tradicional de la leche de yega – kumis. En este país se hace más que en cualquier otro, para desarrollar el negocio de turismo y simplificar los trámites burocráticos para los turistas. La mayoría de los turistas dicen que Kirguistán es uno de los países más encantadores, accesibles y hospitalarios de Asia Central. Además aquí están las montaňas más fantásticas de esta región – las montaňas de Tian-Shan Central y Pamir-Alay.

© Este material pertenece a la compaňía "Central Asia Travel».
Pueden copiar y usar este material sólo con permiso del autor.

atrás

SOLICITUD DEL VIAJE

×

Nombre del viaje *

Nombres y Apellidos *

Ciudadania

Teléfono

Skype  

E-Mail * 

Participantes: 

Alojamiento:



Medio de comunicación preferido:

Comentarios y preferencias para el viaje:



Enviar a un amigo

×




Buscar en el sitio

¿QUÉ HAY DE NUEVO?