Hamadán


Hamadán - es una de las ciudades más antiguas no sólo de Irán, sino también de todo el mundo. Tiene casi tres mil años de historia, llena de misterios, leyendas y monumentos antiguos de las civilizaciones que vivieron una vez en esta área. La ciudad fue la capital del reino Medio y la capital de la antigua Persia, conocida como "Ekbatana”. Fue uno de los centros de la civilización y el lugar de nacimiento de numerosas dinastías persas.
Hoy en día, Hamadán - es la capital de la provincia homónima de Irán, situada a los pies de la montaña Alvand, a una altura de 1829 m sobre el nivel del mar, a 400 km al suroeste de Teherán. Por cierto, con montañas verdes Alvand, que rodean Hamadán, los habitantes de la ciudad la relacionan la leyenda del Arca de Noé, cuyos habitantes, después de un largo viaje aterrizaron en una roca alta y escarpada.
Ahora la ciudad es un importante centro industrial y comercial. Hay muchas fábricas de textiles, alimentos y empresas de procesamiento de madera, el desarrollo de estas industrias son la base de la economía regional. La ciudad es famosa por sus artículos de cuero, la cerámica azul y blanca, tejidos de seda. Además, Hamadán es un centro famoso por tejido de alfombras y uno de los mayores centros comerciales de alfombras tribales. Los diseños en las alfombras de Hamadán varían desde muy primitivos geométricos hasta florales. Los colores también pueden variar ampliamente, desde el rojo, verde y azul a beige, óxidado, amarillo y color salmón. La ciudad es conocida por su clima suave del verano, muchos lugares interesantes y jardines verdes. También es una de las ciudades iraníes más populares entre los turistas con un rico pasado histórico e interesantes lugares turísticos.
Hamadán también es conocido por muchas personalidades de cultura que vivieron, trabajaron y murieron en su territorio. Sobre todo la ciudad es famosa por el mausoleo del famoso Avicena, que murió aquí, y posteriormente fue enterrado cuidadosamente con todos los honores.

Población.
La población de Hamadan, según los datos del año 2006 ascendió a 528.261 personas. En cuanto a la composición étnica la mayoría de la población está representada por los azeríes, hay también una menor cantidad de persas.

Historia.
Como evidencian las fuentes iraníes, Hamadán se menciona la primera vez en los textos antiguos del reinado del rey asirio Tiglat-pileser I (supuestamente siglo XII aC), donde la ciudad se describe como Amadana. Bajo el nombre Hagmatana se menciona en las inscripciones cuneiformes de los reyes de la dinastía aqueménida. El nombre Ekbatana, con el que la ciudad ha sido siempre conocida por todo el mundo, se menciona por primera vez en las obras de Heródoto. Sin embargo, algunos investigadores creen que la actual Hamadán no es Ecbatana descrita por Herodoto, y que la capital del reino Medio se encuentra en la zona moderna de Takht-e Soleiman, ubicada en el sur-este del lago Rezaee. Pero, según los autores iraníes, el famoso arqueólogo Demergen que participó en las excavaciones de Susa y estudió especialmente esa cuestión comprobó que la moderna Hamadán es la Ekbatana de Heródoto. Demergen asegura que exactamente en Hamadán se encontraba el famoso palacio inmortalizado por Herodoto, construido por los primeros reyes de los antiguos medos.
En sus obras Heródoto considera que el fundador de la ciudad fue el rey medo Dioges (s. 6 a.C.), uno de los primeros órdenes del cual era la creación de guardia personal y la construcción de la ciudad y del palacio real. Ciudad, es decir Ekbatana, en aquel entonces consistía de siete fortalezas, cada una de ellas estaba dentro de la siguiente. El palacio real y el tesoro público se encontraba en el centro, en la séptima fortaleza. Las paredes de cada una de la fortaleza fueron pintadas en diferentes colores.

La decoración preciosa y brillante del rico palacio de Ekbatana también describe otro historiador antiguo - Polibio. Según él, se ha gastado una gran cantidad de fondos de la tesorería para decorar el edificio. Las paredes estaban construidas con maderas preciosas, estaban enteramente cubiertas de oro y plata.

En 550 a.C. Ekbatana fue capturada por Ciro, el primer rey de la dinastía persa aqueménida, el fundador del Estado iraní. La capital fue trasladada de Ekbatana a Persépolis, y Ekbatana que estaba a los pies de las montañas se convirtió en la residencia de verano de los reyes persas.

En 330 a.C. en Ecbatana entraron los ejércitos griegos de Alejandro Magno. En el palacio de Ekbatana detrás de siete murallas Alejandro escondió las riquezas robadas del pueblo. Los autores antiguos escriben que según su mando se había desollado el oro y plata de las paredes y de las columnas del palacio. Después de este hecho el comandante dejó la ciudad de Hamadán. Al salir sus legionarios saquearon y quemaron la ciudad.

Más tarde Hamadán formó parte del estado sasánida, que albergó a los palacios de verano de los gobernantes. En 633 la ciudad fue conquistada por los árabes. La ciudad sufrió muchos daños durante el reinado de Buidhe. En el siglo IX los selyúcidas cambiaron su capital de Bagdad a Hamadán. Durante el reinado Timurida la ciudad fue devastada y casi completamente destruida. Era triste su posición durante la gobernación de safávidas. En el siglo XVIII la ciudad fue invadida por los turcos del Imperio Osman, pero Nadir Shah pudo recuperar la ciudad que formó parte de Irán. La ventaja principal de la ciudad siempre ha sido que a través de su territorio pasaba la Gran Ruta de la Seda obligando a la ciudad estar en el centro de las rutas comerciales y rehabilitarse rápidamente después de la guerra y destrucción.

Lugares de interés.
Mausoleo de Avicena. El Santuario de gran curador está en una hermosa y amplia calle Bu-Ali (así llaman a Avicena en Irán). Este es un edificio impresionante y moderno, erigido en el lugar de entierro del gran científico, filósofo, matemático, músico y poeta Abu Ali Hossein Abdollahi Bin Bin Hassan Bin Bin Ali Sina, o simplemente Ibn Sina. El pensador medieval falleció en 1037 a la edad de 57 años. Al final de la calle Bu-Ali está el monumento del poeta y erudito hecho de mármol blanco. El monumento fue construido para el aniversario de Avicena que se celebró por todo el mundo. El monumento está esculpido a toda altura y se encuentra cerca del mausoleo. El gran edificio del mausoleo mantienen en el orden. Al lado se inauguró el museo que contiene los manuscritos de Abu Ali ibn Sina.

Gyandzhname. Es una de las curiosidades de Hamadán. Es un monumento muy interesante que data en la época aqueménida. Se trata de una losa de piedra labrada con inscripciones cuneiformes en ella. Esta placa se encuentra a 13 kilómetros al sur de la ciudad en un estrecho desfiladero pintoresco de las montañas Alvanda. El nombre de este monumento persa se encontraba ya en los siglos posteriores, cuando en vez de cuneiforme se usaba otra gráfica y la escritura cuneiforme fue olvidada. Durante mucho tiempo la gente pensaba preguntándose qué sería escrito sobre la baldosa, aunque los más visionarios decidieron que fue escrito una información cifrada sobre la ubicación de los antiguos tesoros de los reyes. Pero cuando los científicos en el siglo XIX descifraron la inscripción fue descubierto que era un grabado en la piedra que ordenó hacer Darío I, y, como sabemos en la historia, el rey de los reyes Darío era muy aficionado a hablar de sus campañas victoriosas (recordemos, por ejemplo, la inscripción de Behistún hecha en las montañas). Los escritos en Gyandzhname tampoco se distinguen en el contenido de otras inscripciones de Darío - es decir también nos cuentan acerca de sus victorias.

La tumba de Ester y Mordejai (o Ester y Mardoqueo). Alrededor del nombre de la bella Esther existen muchas leyendas. Incluso le dedicaron un libro entero del Antiguo Testamento, llamado "El Libro de Esther”. Según la leyenda, Esther (su nombre en la Biblia - Esther) era huérfana criada por su tío Mordejai (el nombre bíblico - Mardoqueo). Al momento cuando Esther se hizo adulta la comunidad judía de Ekbatana sufría el acoso creciente de las autoridades, especialmente del poderoso Amán, el más aproximado al rey. Los Judíos decidieron mejorar su posición en la ciudad, influyendo en el rey a través de una mujer, y hábilmente se aprovecharon de la situación. Pero la situación era la siguiente: Artajerjes echó a su rebelde esposa Astin y buscaba a otra. Se ha proclamado el mando del rey reunir en el palacio a todas las jóvenes bellas del reino de Artajerjes. Esta tarea fue confiada al eunuco del rey llamado Gegey. Al darse cuenta de ello los judios trajeron a Esther a la selva donde en aquel momento estaba cazando el eunuco. Cegado por la belleza de una joven judía Gegey la llevó al palacio. Durante un año a Esther le enseñaban las maneras del palacio y untaban su cuerpo con los aceites y aromas. Finalmente apareció ante el rey. A primera vista Artajerjes fue cautivado por la extraordinaria belleza de la muchacha y pronto anunció su decisión de convertirla en la reina. Por supuesto los Judíos de Ekbatana y de Irán tenían grandes esperanzas del matrimonio de la bella Esther con el Rey y esperaban usarla para influir al gobernante del estado antiguo. Sin duda su plan tuvo un éxito. Entusiasmado por su joven esposa Artajerjes hacía todo lo que quería ella, pero ella quería lo que le había enseñado su tío Mordejai. Sin embargo, Amán, uno de los dignatarios del rey que odiaba a los judios logró persuadir al gobernador que mandara exterminar a toda la raza judía en las tierras conquistadas. Pero esta vez, Esther y su tío no han fallado a sus compatriotas - el decreto fue anulado y Aman mismo fue condenado a la muerte en la horca. La misma suerte corrieron los hijos y todos sus seguidores. Los Judíos tenían la vida celestial. Comenzó su migración masiva a Ekbatana. Después de su muerte Esther y Mordejai fueron elevados al rango de los santos por sus buenos hechos. Fueron enterrados juntos y ahora este mausoleo se llama "Esther - Mardoqueo". Actualmente es uno de los sitios más sagrados en judaísmo.

El león de piedra de Hamadán. La escultura de león en piedra se encuentra en la colina Mosalla, que ofrece unas maravillosas vistas panorámicas de la ciudad. Fue construido en la época de los partos y data de alrededor del 2 siglo a.C. Sin embargo, si tomar en cuenta la edad del monumento éste está mal conservado. El visitante no será capaz de ver forma de sus patas delanteras ni los contornos de melena ni su hocico. La leyenda cuenta que el león fue colocado aquí para proteger la ciudad no sólo de los enemigos sino también del frío de invierno cerrando el camino a los vientos y heladas. Además, según la leyenda urbana el león tiene un poder mágico: dicen que si una mujer toca la cabeza de león se realizarán todos sus sueños.

Mausoleo de Baba Taher. Baba Tahir (o Baba Taher Oriyan) durante su vida fue un gran sufí. Su mausoleo construido sobre una pequeña colina de un año al otro se deterioraba y se derrumbaba. Al principio del siglo XX, se decidió construir un mausoleo nuevo y moderno en el lugar de la antigua tumba.

Mezquita Masdzhed e-Jam. Supuestamente se trata de un monumento del siglo XI. La mezquita fue construida cerca de la tumba de Ester y Mordejai, la contrucción de los ladrillos está bastante bien conservada, la cúpula está hecha con ladrillos y decorada en el interior con los azulejos de oro sobre los que están escritos los versículos del Corán. Es interesante que la mezquita musulmana esté situada cerca de un santuario judío. Pero probablemente la razón de esta disposición es que desde la antigüedad los persas, los musulmanes respetaban las culturas y religiones de otros pueblos que vivían en esta tierra.

La colina Mosalla. Al sur de Hamadán está la colina donde se encuentran los restos de los edificios del palacio construido en la época sasánida. También aquí se encuentran las ruinas de la ciudadela Parta y el antiguo templo de Anahita, y sobre la colina se encuentra la estatua del león hecho de piedra.

La colina Hakmatana. A los pies de la colina hay un sitio donde se encontraba la antigua ciudad media y aqueménida. En los años 1990 este territorio se realizaron los trabajos de excavación en el resultado de los cuales descubrieron los restos de estructuras defensivas del periodo medo, un ánfora grande (un frasco con cuello estrecho y dos asas para almacenar el vino, aceite, etc), los fragmentos de las fuentes relacionadas a la época selyúcida y tumbas partos.

Mausoleo Gonbad-e Alavian. Es un edificio con la cúpula que pertenecía a los miembros de la familia Alaví, cuyo origen data del período del gobierno selyúcida (siglo XII.). En el mausoleo hay dos tumbas. Desde el exterior el edificio está cubierto con mosaicos color turquesa, y la parte interior del mismo está decorada con yeso que da una impresión inolvidable.

Cuevas. Dada la ubicación geográfica de Hamadán, en las cercanías de la ciudad hay una enorme cantidad de varias cuevas, la más larga y más notable de las cuales es la cueva - Ali Sadr, con una longitud de 60 km. En esta cueva hay varios lagos y pasillos. En algunos lugares la altura de la cueva alcanza 40 metros.

© Este material pertenece a la compaňía «Central Asia Travel».
Pueden copiar y usar este material sólo con permiso del autor.

atrás

SOLICITUD DEL VIAJE

×

Nombre del viaje *

Nombres y Apellidos *

Ciudadania

Teléfono

Skype  

E-Mail * 

Participantes: 

Alojamiento:



Medio de comunicación preferido:

Comentarios y preferencias para el viaje:



Enviar a un amigo

×




Buscar en el sitio

¿QUÉ HAY DE NUEVO?